Zambrano: “Quiero irme de Boca con una Libertadores”

0
73

Mientras hace la cuarentena en Perú y espera regresar a la Argentina para sumarse al trabajo con el plantel de Miguel Russo, el central apunta a levantar su nivel, a “extender el contrato” y a insistir con la Copa.

Publicidad

Antes de ir a Perú a hacer unos trámites, Zambrano estuvo de vacaciones en Cancún junto a Esteban Andrada.

La Copa Libertadores sigue siendo una obsesión para Boca. La tan resistida Séptima es deseada sobre todo por los hinchas pero también por los jugadores. Con un nuevo cambio de dirigencia y de cuerpo técnico, la historia no pudo torcerse a nivel internacional. Pero seguirá siendo el objetivo del plantel para este año y los que vienen. Desde los que tienen experiencia y cuentan con una gran espalda en el club como Carlos Tevez, hasta los extranjeros que llegaron hace poco y ya entendieron la lógica xeneize. En este grupo entra Carlos Zambrano, el defensor que también sueña con la Copa…

El peruano de 31 años llegó a principios de 2020, se adaptó bien en el plantel y comprendió rápidamente lo que el hincha de Boca quiere: la Copa. «Me recibieron muy bien en el grupo. El fútbol argentino fue de los últimos en regresar (tras el parate por la pandemia), pero fuera de eso me he sentido muy cómodo en el equipo y el club», contó. Y agregó: «Gracias a Dios pude ganar dos títulos con el club, pero queda pendiente la Copa Libertadores que es un sueño para el equipo ya que hace muchos años no lo logramos».

Del mismo modo, se mostró con ganas de seguir en el club de La Ribera. «Tengo dos años más de contrato. No tengo ningún tipo de problema con la dirigencia ni con el grupo. Me integré muy bien. Espero cumplir el contrato y quién sabe extenderlo. Hoy en día no está en mi cabeza otro rumbo», aseguró. Y reiteró: «Dios quiera que me vaya de Boca con una Libertadores encima».

Zambrano tuvo buenos y malos partidos desde su llegada a Brandsen 805. Con 14 partidos jugados, nunca se pudo asentar en el Xeneize. En un comienzo parecía competirle mano a mano el puesto a Lisandro López (en una encuesta de Olé la dupla Zambrano-Izquierdoz fue la más votada). Pero luego sufrió la fractura de dos costillas en su segundo partido y cuando regresó sólo disputó dos partidos de la Libertadores y su rendimiento no fue el esperado. Desde entonces, sólo estuvo en la Copa Maradona (jugó 10 de los 12 encuentros).

De todos modos, Miguel Angel Russo siempre confió en él, al menos como pieza de recambio y para darles descanso a la pareja de centrales. Tal es así que en la Copa Diego Maradona jugó el superclásico, el encuentro clave contra Argentinos y la final ante Banfield. «La crítica siempre va a estar. Sé los errores que he cometido, pero uno tiene que aprender a convivir con eso. Desde la prensa hasta los hinchas ejercen mucha presión», confesó. Y, en su diálogo con Gol Perú, agregó: «Lo que más me importa es que el entrenador esté contento conmigo».

Zambrano estuvo de vacaciones con Andrada y se los vio a puro baile y risas a bordo de un yate.

Fuente Ole

Publicidad