Vuelve al plantel el jugador mas conflicto de la «era Russo» y esta listo para jugar

0
117

Después de su enfrentamiento con el Consejo de fútbol y tras varios meses sin entrenar por decisión unilateral, el volante se realizará los estudios médicos y se reintegrará al plantel. Eso sí: para Russo corre de atrás.

Agustín Almendra volverá a sumarse al plantel de Boca luego de haber entrado en conflicto con el club en los días previos a retomar los entrenamientos el 10 de agosto, cuando solicitó al Consejo de Fútbol no entrenarse porque quería dejar la institución. Ahora el jugador cambió su postura y pidió volver, por lo que hoy se realizará los estudios médicos correspondientes.

Publicidad

El volante de 20 años se hará los chequeos completos, los mismos que se les practican a cada incorporación, y luego deberá someterse al hisopado correspondiente para detectar coronavirus. Una vez obtenidos los resultados, quedará por definir si el juvenil se acoplará al resto de sus compañeros o comenzará entrenando aparte.

De esta manera, después de poco más de cuatro meses sin entrenar tras el reinicio de las actividades del fútbol, el joven mediocampista decidió dar marcha atrás en su postura unilateral de no presentarse a entrenar. Las reiteradas intimaciones desde el club, la intervención del departamento de legales y la posibilidad de tener que afrontar un conflicto judicial multimillonario habrían sido las claves para que Almendra decida retomar el diálogo con el Consejo de Fútbol.

En caso de volver a ser tenido en cuenta por el entrenador Miguel Ángel Russo, Almendra significará una importante alternativa para el Xeneize que afronta la doble competencia, por lo que apuesta por la rotación, y necesita reemplazos en ese sector de la cancha. Especialmente después de que Guillermo Fernández dejará de estar en la consideración. De todos modos, el oriundo de San Francisco Solano arrancará desde atrás en la consideración del cuerpo técnico, y tendrá que ganarse un lugar.

Por otra parte, a pesar de la situación que atravesó con la entidad, el mediocampista es una de los jugadores más prometedores del conjunto de La Ribera, por lo que su contrato, vigente hasta 2023, continuará con las condiciones actuales y, a futuro, el club solo piensa en una posible venta, pero descarta cederlo a préstamo.

El conflicto empezó en los días previos a volver a los entrenamientos tras la pandemia, el 10 de agosto. El mediocampista llamó al Consejo de Fútbol y pidió no entrenarse porque quería irse. La respuesta fue negativa y debió presentarse.

En la vuelta a las prácticas, la prueba de PCR le dio positivo por coronavirus, por lo que se vio obligado a cumplir con los protocolos sanitarios. Una vez recuperado, el futbolista asistió al Centro de Entrenamiento en Ezeiza.

Días más tarde, ya sin estar en la consideración de Russo para los partidos de Copa Libertadores, consiguió un permiso especial para estar ausente por motivos personales, pero ese período venció y nunca volvió a presentarse a entrenar.

Además de sumar una variante en un lugar de la cancha en el que Russo no cuenta con muchas opciones, Almendra también representa un importante capital para Boca. El volante, que ya vistió la camiseta de la Selección Argentina Sub 20, fue pretendido por el Nápoli, que ofreció un total de 29 millones de dólares, pero la operación quedó trunca.

La Roma es otro de los clubes que se interesó y estaba dispuesto a desembolsar 18 millones más 2 en variables. Incluso, en las últimas horas, el medio estadounidense The Athletic informó que el futbolista es pretendido por Gabriel Heinze para el Atalanta United de la MLS, institución en la que asumiría como técnico.

Fuente TyC Sports

Publicidad