Video.Centurión lo dejó plantado y Vignolo casi explota al aire: «Sabés a dónde lo quiero mandar»

0
422
Video: Centurión lo dejó plantado y Vignolo casi le dice de todo al aire

El ex Boca estaba invitado a Fox Sports Radio, pero al final no fue y el Pollo le dedicó unas palabras: «Ahora resulta que se ofendió porque dijimos que íbamos a bailar con Ráfaga y lo tomó mal».

Jugadorazo. De los pocos en el fútbol argentino que se pueden sacar una marca de encima y a toda velocidad. Nadie duda que con profesionalismo podría haber llegado muy lejos, hasta podría haber participado del Mundial de Rusia 2018 con la Selección Argentina.

Sin embargo, Ricardo Centurión sigue dando la nota afuera de las canchas y hoy parece que se peleó con alguien que lo atendió al aire.

En el programa de Fox Sports Radio de ayer, Sebastián Vignolo se cansó de anunciar la nota que tenía pactada para este viernes con el atacante que podría volver al fútbol argentino.

  • El video:

Parecía que iba a hacerse hoy, pero se pinchó antes. El ex Boca le bajó la nota, no fue al piso y el Pollo se calentó al hacer la apertura del programa.

«Fuerte abrazo para Ricky Centurión que iba a venir y no va a venir. Ahora resulta que se ofendió porque dijimos que íbamos a bailar con Ráfaga y lo tomó mal. Bueno, le mandamos un fuerte abrazo a Centurión y que tenga mucha suerte, que encuentre un club, que pueda jugar, que lo hace realmente muy bien. Hay muchos equipos que lo quieren y seguramente va a encontrar algún lugarcito», disparó.

Después hasta lo nombró al agente de Centurión: «Saludos a su representante, que pobre ya no sabe cómo hacer. Pobre tipo, el representante de Centurión no puede más. Hablé y le dije tranquilo señor, ¿cómo se llama? Tranquilo Junior, no sabe qué hacer, no pasa nada».

«Se calentó porque dijimos que íbamos a bailar Ráfaga, debe haber sido lo menos fuerte del año. Yo creo que hasta Bergoglio diría ‘buenísimo bailamos con Ráfaga’, increíble. Pensar que estuvo Messi acá sentado, mamita», agregó.

Por último, sentenció cerrando los ojos como para contenerse de no explotar en vivo: «Qué pibe, Dios mío, cuento hasta diez porque sabés dónde lo quiero mandar…».

Fuente Bolaavip

Publicidad