Una historia tristisima: Perdió una final de la Champions League y se suicidó

0
447

La Champions League está llena de historias de triunfos, de alegrías, de sorpresas. Anécdotas y momentos imborrables han hecho del torneo europeo el más importante del mundo a nivel clubes y rivaliza muy cerca con el Mundial de selecciones, seguramente.

No obstante, también hay historias tristes, incompresibles en el mejor de los caos. Y es la historia de Agostino Di Bartolomei una de esas con final trágico. Este futbolista italiano fue un símbolo de la Roma mucho antes que el actual dios romano, Francesco Totti. Debutó en el equipo capitalista en 1972 y jugó allí hasta el final de la temporada 1983-1984, con un breve paso por el Vincenza en la temporada 75-76.

Resultado de imagen para di bartolomei

Di Bartolomei, a la izquierda, en la final de la Copa de Europa en 1984 frente al Liverpool.

En la última temporada en la Roma, Di Bartolomei, ya capitán y emblema del equipo, fue uno de los once jugadores que perdió la histórica final de la Champions League (todavía llamada Copa de Europa) frente al Liverpool jugada en el mismísimo estadio Olímpico de Roma. Pocas veces se dio que un equipo fuera local en la final, ya que se elige un estadio con la idea de ser neutral, pero la Roma por esa época estaba pasando un gran momento, y se dio la increíble casualidad de ser local, pero no supieron aprovechar la oportunidad y cayeron en los penales tras empatar en cero con el Liverpool, el mejor equipo europeo de ese momento.

Tras la Roma, Di Bartolomei jugó unas tres temporadas en el Milan y se fue de allí antes que el club de Baresi y Maldini lograra una catarata de títulos. Luego vino una temporada en el Cesena y dos en el Salernitana y el retiro, ya en 1990. Lamentablemente, más allá de tener una carrera más que digna, es obvio que la final de Europa perdida el 30 de mayo de 1984 lo dejó muy mal, ya que decidió suicidarse exactamente 10 años después de ese partido, el 30 de mayo de 1994, disparándose al pecho. Tenía apenas 39 años.

En una carta a su esposa e hijos, Di Bartolomei confesaba una profundad depresión: “Estoy en un túnel sin fin. No quieren que vuelva a entrar en el mundo del fútbol (…) Me siento encerrado en un agujero”.

Fuente Bitbol