Un argentino que no lo conocio lo destrozo: «No era buen compañero, por eso se fue»

0
195

Emiliano Insúa, defensor de LA Galaxy, contó qué referencias de sus compañeros tiene alrededor de Zlatan: «Cuando llegué, me dijeron cosas que son bastante privadas, pero no sería correcto hablar de alguien que no conozco y con quien nunca he estado».

Zlatan Ibrahimovic juega dentro del campo como es afuera: pasional, intenso, determinante, temperamental, motivador, talentoso, confrontador. Así lo ha demostrado desde que debutó como profesional en el Malmö y así lo ha dejado en claro en los últimos meses que ha estado en Milan. Por toda esa mezcla de factores y aspectores dentro de una misma personalidad, también ha llegado a ser lo que es hoy en día.

Es cierto, lo amas o lo odias. No obstante, parece ser que en el último equipo que ha dejado Los Angeles Galaxy, donde estuvo una temporada que fue la única que disputó en América durante toda su carrera, no lo recuerdan de la mejor manera. Allí fue dirigido por Guillermo Barros Schelotto y fue una de las principales atracciones de la Major League Soccer (MLS). Aunque no logró un título, fue de los mejores jugadores de la liga.

En una entrevista con Ataque Futbolero, Emiliano Insúa, quien llegó justo cuando se fue Ibrahimovic, contó qué referencias le dieron sus compañeros respecto al centrodelantero sueco, que parece no dejo un grato recuerdo: «Sinceramente, no le conozco como persona, pero sí sé que tiene una personalidad extraña. Cuando llegué, me dijeron cosas que son bastante privadas, pero no sería correcto hablar de alguien que no conozco y con quien nunca he estado».

Además, agregó: «Aquí dicen que no era un buen compañero y por eso se fue. Como jugador fue muy bueno, pero, como me dijeron, no era un buen compañero». El defensor, que venía de experiencia en Liverpool, Sporting Lisboa, Atlético Madrid, Boca, Galatasaray, entre otros, llegó a California en enero, días después del oficializarse el regreso de Ibrahimovic al Rossoneri.

Están los que lo aman y los que lo odian, pero no hay dudas que Ibrahimovic divide las aguas como pocos. Fue determinante en todos los clubes donde estuvo, aunque sí lo hizo en menor o mayor grado si se tiene en detalle todos los rendimientos. Hoy con incluso 38 años todavía quiere dar más y se entrena con el Hammarby de Suecia, club del cual es dueño de un poco más del 23 por ciento.

Fuente Bolavip

Publicidad