Toti Pasman, indignado con la «doble moral» de River: «¿No cuida más la salud de sus jugadores?»

0
107

El periodista aseguró que es una incoherencia viajar a Brasil y ya no le cree ni a Gallardo ni a D’Onofrio.

La postura de River de negarse a jugar el partido frente a Atlético Tucumán en marzo, con muy pocos infectados de coronavirus en el país y antes del decreto que instauró la cuarentena sigue generando polémica y muchos aprovechan el reinicio de la Copa Libertadores para «pasarle factura» a Marcelo Gallardo y a Rodolfo D’Onofrio por sus supuestas contradicciones como es el caso de Toti Pasman.

«Sé que me estoy quedando solo en esta cruzada que tengo, en realidad el Ruso Zielinski está conmigo. No puedo creer la doble moral de River. Tiene a un futbolista de su plantel, el cuarto arquero Ezequiel Centurión, quien fruto del COVID 19 sufre miocarditis y tiene que esperar entre tres y seis meses para saber si puede volver a atajar. Entonces yo me pregunto: ¿River no cuida más la salud de sus jugadores? ¿No le importa más aquello que pregonaba allá por el 10 de marzo cuando decidió abruptamente y por sí solo suspender el partido con Atlético Tucumán?, lanzó el periodista en su programa de Radio La Red haciendo hincapié en la postura diferente que adoptó el club en un momento y otro.

Pero eso no fue todo y de manera irónica Pasman comparó la actitud de River con la recordad frase de Javier Mascherano a Sergio Romero antes de la definición por penales entre Argentina y Holanda en semifinales del Mundial 2014: «River levantó la bandera y dijo ‘yo me convierto en héroe’ y cuidó la salud de los jugadores sin que nadie se lo pida porque los otros 23 equipos de la Primera División se presentaron a jugar aquella primera fecha de la Copa de la Superliga. River decidió vestirse de héroe y hoy tiene un futbolista contagiado pero no cambia su postura y va a defender los porotos de la Copa Libertadores a San Pablo cuando Brasil es el epicentro del coronavirus con récord de contagios y de muertos».

Siempre crítico y filoso, se remontó a aquella postura de River de negarse a jugar como un capítulo más de su relación tirante con la actual dirigencia de AFA: «Lo de aquel momento fue un pase de facturas a la AFA o estaban calientes con Chiqui Tapia. No sé por qué Gallardo y D’Onofrio decidieron eso, pero sí sé que es una paparruchada la incoherencia de River. A Gallardo y a D’Onofrio yo no les creo más».

Fuene 442

Publicidad