Tevez se defendió de las críticas por el planchazo a Pochettino con una frase que indigna

0
82

Carlitos fue amonestado en la primera jugada del partido pero merecía la roja. «Uno nunca quiere lastimar a un colega», aseguró después de la derrota ante Talleres. Video.

El delantero y capitán de Boca Carlos Tevez reveló que «llora» en los entretiempos de los partidos debido al mal momento de salud de su padre, mientras que pidió tomar la derrota frente a Talleres para despertar «a tiempo» y opinó que Javier Mascherano merecía un «mejor» retiro como futbolista.

«Esto viene bien. Nos da un golpe de realidad, que salten las alarmas. Porque viene la Copa (Libertadores) y hay que pensar que ahí no pase» reflexionó el ídolo «xeneize», en declaraciones televisivas.

La próxima semana, Boca iniciará la serie de octavos de final de la Copa Libertadores -su máximo objetivo deportivo- frente a Inter de Porto Alegre, primero en Brasil y luego en «La Bombonera».

El atacante de 36 años destacó que Boca no hizo «un mal partido» contra Talleres, que se «encontró» con el gol de Joel Soñora y no le permitió «remontar».

«No es excusa que falten compañeros (por las convocatorias a Selecciones). Esta camiseta es muy grande y no hay que pensar en falta de nombres», consideró.

También cruzó las críticas por sus últimas duras infracciones, la de este domingo apenas a diez segundos de iniciado el partido en el estadio «La Bombonera».

«Pensé que llegaba a la pelota, lo piso a (Tomás) Pochettino y fue innecesario. Lo quiero correr y le piso sin querer el gemelo, enseguida me di cuenta que le había pegado. Me quedó en la cabeza, fue sin querer», describió.

Y agregó: «Yo siempre jugué igual. No juego para hacerle mal a nadie. Siempre jugué con garra y huevos. Con el arquero de Newell’s acá en la Bombonera (Ezequiel Unsain) lo quise saltar y le di con la rodilla en la boca y la otra vez (con Alan Aguerre) él trabó con la mano con mi pie. Son situaciones del juego. Yo no pienso en eso pero sí le pedí disculpas porque uno no quiere lastimar nunca a un colega. Son situaciones del partido».

El jugador también se refirió al difícil momento personal ante el grave estado de salud de su padre Segundo Tevez, quien se recuperó de coronavirus (necesitó de asistencia respiratoria en agosto), pero está internado en terapia intensiva desde hace algunas semanas, por algunas complicaciones y un cuadro derivado de diabetes.

«Es muy duro. Tengo sensaciones muy complicadas. Por un tiempo estoy bien. En el entretiempo a veces me largo a llorar. Son momentos difíciles. Viernes o sábado ir a visitar a mi viejo y después salir entero para jugar al fútbol, algunos me dicen dónde saco las fuerzas. Lo importante es que estoy fuerte, gracias a la gente de Boca, si no estuviera disfrutando acá, estaría en mi casa», contó.

Fuente 442

Publicidad