Su ex DT de Boca: “Tenía la esperanza de que Román fuese DT”

0
79

El Bichi Borghi, ex DT de Riquelme en Boca, se lamentó por el camino que decidió tomar el 10, aunque dijo estar contento por su presente como dirigente. Además, Russo, Alfaro y su paso por el club en 2010.

El Bichi lo dirigió dos veces a Román: en Boca y Argentinos Juniors.

Cuando un futbolista termina su carrera debe llenar ese vacío con alguna otra actividad. La mayoría elige volcarse a la dirección técnica, otros se inclinan por cumplir un rol dirigencial, otros van por el lado de la representación de futbolistas y están, también, los que deciden emprender un nuevo camino por fuera de la actividad.

Juan Román Riquelme fue por la segunda opción: dejó en 2014 y cinco años después se metió de lleno en la política de Boca, lo que la gran mayoría de los hinchas pedía. Claudio Borghi, sin embargo, lamenta la decisión que tomó el 10. El Bichi lo veía mejor con el buzo de DT…

«Tenía la esperanza de que Riquelme fuera entrenador, que esté ligado al fútbol desde otro ámbito», contó el Bichi en Boca de Selección (AM 770), aunque dijo estar contento por el presente que está viviendo como vice 2° del Xeneize: «Este camino que tendrá no lo veo mal. Me alegra muchísimo que se le están dando los resultados».

Claro, Román y Borghi siempre tuvieron una relación cercana. «Es una mina con tres tetas, es diferente a todo el mundo», lo definió el DT cuando lo dirigió en Boca durante el segundo semestre del 2010, aunque siempre había sido un admirador del volante. No son amigos, pero sí hay cariño recíproco. Y volvieron a encontrarse en el Bicho, en 2014: de la mano del Bichi, Riquelme volvió a La Paternal para intentar ascender al equipo. Y si bien lo consiguió, Borghi ya no era más el DT.

El Bichi condujo 12 partidos a Boca: ganó cuatro, empató dos y perdió la seis, incluido el superclásico que derivó en su salida. Aun así, Borghi rescató el lado positivo de su experiencia en el banco azul y oro: «Mi etapa en Boca fue dura y de aprendizaje, pero uno la valora. Fue una experiencia extraordinaria. El hincha de Boca, si bien es popular, no es irrespetuoso; jamás me ha puteado. No es un laburo más, es especial”.

El ex técnico del Bicho también se refirió al cambio de entrenador en Boca, a la llegada de Russo y la partida de Alfaro, y al modo en que cambió el estilo de juego del equipo. En ese sentido, se puso contento por Miguel, le deseó éxitos y dio su opinión acerca del paso de Lechuga por el Xeneize: «Ganó una gran cantidad de puntos, eso es innegable. Pero no es populista y eso a veces te lleva a la condena».

Fuente Ole

Publicidad