Sigue el repudio y la bronca Filtran nueva foto de Diego Maradona muerto y desnudo

0
1425

Diego Molina tomó más fotos junto al cadáver del exfutbolista y sonrió al lado de él. Claudio Fernández, otro de los que posó junto al cuerpo, salió a hablar. Mirá.

Publicidad

Diego Molina, el empleado del servicio fúnebre que se fotografió con el cuerpo sin vida de Diego Maradona, es el protagonista de una nueva foto aún más aberrante que la anterior, en donde posa feliz al lado del cadáver sin ropa del exfutbolista.

En modo selfie, el hombre que indignó a la Argentina desde el día de ayer cuando se conoció la primera imagen sonríe poniendo su mano sobre el torso desnudo del fallecido el 25 de noviembre, claramente reconocible no solo por su rostro, sino también por la gran cantidad de tatuajes de su cuerpo, como por ejemplo, el del Che Guevara o el Perra, dedicado a Rocío Oliva.

Desde que se conocieron las fotos, el número de teléfono celular de Molina se filtró y miles de personas le mandaron mensajes para expresar su rechazo y repudio, así como también otros le enviaron amenazas de muerte.

En las redes sociales también circulan audios que indicarían que él estaría siendo buscado por las barras bravas de Boca Juniors, Gimnasia y Esgrima La Plata y Argentinos Juniors, equipos en los que jugó y dirigió el Diez, pero distintos indicios marcan que eso se trataría de una fake news.

En la nueva foto, atrás de Diego Molina y el féretro en el que reposaba el cuerpo del ídolo popular, se ve a otro hombre vistiendo ropa negra, que al igual que su contextura física, es similar a la de Claudio Ismael Fernández, el joven que también se fotografió junto al cadáver en compañía de su papá, Claudio, que hoy salió a hablar para aclarar que no fue su intención que ese repudiable acto sucediera.

Según relató en diálogo con Radio 10, estaban acomodando el cuerpo para el traslado, y alguien le dijo ‘flaco’. «Mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacaron la foto», explicó, para luego pedir “respeto y perdón a todos».

Intentando desprenderse de la polémica, contó que ya había trabajado para la familia Maradona, en el sepelio del padre y el cuñado de Diego, y aseguró que jamás tuvo ningún problema.

«Estuve cerca de Maradona en vida. No lo hice (sacarse la foto) en vida, sabiendo que es mi ídolo, menos lo voy hacer de fallecido. No fue mi intención», sostuvo.

A pesar de admitir que posó para la foto, Claudio dijo «me echaron de la empresa por algo que yo no hice». «Si ves la foto, justo levanté la cabeza porque

e dijeron ‘flaco’; y mi hijo levantó el pulgar, nada más. Mi hijo tiene 18 años y lo hizo como todo pibe con una selfie, levantó el pulgar», reiteró justificándose el hombre que trabaja en la empresa hacía 7 años.

«Pido disculpas públicamente a todo el mundo, a Claudia, Giannina… a toda la familia Maradona, y a la empresa Pinier también», expresó, al tiempo que eximió de toda responsabilidad a la compañía funeraria.

«Alejo y le saco la responsabilidad a la empresa Pinier por lo que ha pasado», dijo el hombre que se encargaba de «manejar la camioneta, ir a buscar los cuerpos y prepararlos».

Repitiendo que “la foto no fue sacada de su teléfono”, y admitiendo que la gente «está en todo su derecho» en enojarse con la situación, contó que las amenazas que recibió fueron de parte de «la banda de de Argentinos Juniors», aunque evitó dar detalles porque «no quiere tampoco tirar algo sobre ellos que están despidiendo a un ídolo».

Fuente exitoina

Publicidad