Si se iria Ponzio de River Zucu tiro una frase para tranquizar a todos los hinchas

0
185
Zuculini
Zuculini está listo para ser el nuevo 5 de River

“Puedo ser el 5 de River”
No le teme a ser el relevo de Ponzio, aunque lo admira. Y dice que está “aprendiendo a jugar al fútbol”. Zucu y una charla profunda mano a mano con Olé.

Esos cabellos rubios platinados, perfectamente acomodados con la ayuda de algún tipo de gel, encandilan bajo ese sol pesado que arremete durante la pretemporada. Y Bruno Zuculini le hace frente, no le molesta el calor. Como tampoco le molesta ser habitual suplente River por una cuestión lógica: pelea el puesto con Leonardo Ponzio. Siempre, siempre está con la sonrisa y el optimismo a flor de piel. Él sabe y entiende los momentos, y se copa en todas. Posa para las fotos y habla. Habla mucho, y en sus dichos no hay lugar para lamentos: sí para el disfrute y la esperanza. Suplente del capitán e ídolo del club, este joven de 25 años no se rinde y aguarda su momento, no sin antes hacerse cada día más fuerte.

-El objetivo mayor se cumplió y es difícil que se repita algo igual. ¿Se disfruta pero a la vez se piensa en el cómo continuar?

-Realmente la alegría duró mucho y poco a la vez. Porque fueron diez días de vacaciones en los que disfrutamos lo que conseguimos, pero rápidamente cambiamos el chip porque tuvimos que volver a entrenar de la misma manera que el año pasado. Así que en un club como River siempre debés estar preparado. Y acá estamos, haciendo de todo pensando en todo lo que tenemos por delante.

-¿Y vos, cómo lo viviste?

-¡Fue algo mágico! Fue una copa soñada, jamás pensé que iba a pasar algo así. Hubo muchos condimentos, algunos feos, otros buenos, pero la Copa Libertadores es eso: es difícil en todos los sentidos posibles. Pero por suerte el objetivo que nos marcamos hace un año en la pretemporada de Orlando lo pudimos cumplir y es un placer trabajar tanto para que a fin de año llegáramos a esta recompensa. Y ahora tenemos la Recopa por delante así que tenemos que prepararnos para lo que viene.

-En el plantel siempre hablan de que todos son importantes, que todos tienen las mismas posibilidades, pero justo a vos te toca bailar con la más fea…

-¡Ja, sí! Pero lo tomo como una oportunidad, como un desafío personal. Para mí es un orgullo el lugar en el que estoy, porque Leo Ponzio es un orgullo, es el ícono del hincha. Yo tengo a casi todos mis amigos de River y lo aman, y yo comparto lo que sienten. Yo vivo a diario con él, entonces trato de disfrutarlo mucho. Porque de él aprendo, incluso sólo de verlo, sin hablar. Tener que reemplazarlo cuando no juega algún partido es algo que, en lo personal y en lo futbolístico, me resulta un placer. Lo único que espero y quiero es estar a la par de mis compañeros para que cuando me toque jugar, pueda rendir y que confíen en mí.

-¿Es difícil soportar esa presión de reemplazar al capitán y referente?

-No, yo no lo veo como una presión, lo veo como algo hermoso que me toca vivir después de tanto esfuerzo. Lo disfruto, realmente. Salir a la cancha de River a jugar un partido… Disfruto todo. Jugar en River me hizo ver las cosas de otra manera, y obviamente me queda estar siempre al nivel que se necesita.

-¿No te desvela buscar continuidad? Tenés 25 años, estás en una etapa ideal para hacerte ver…

-Sí, uno siempre busca continuidad pero también busca crecer. Y yo digo que desde que llegué a River hace casi un año estoy aprendiendo a jugar, a lo que es mi rol, a lo que es ser un buen 5… Entonces tengo herramientas para aprender, siempre escucho y trato de sacarle el fruto a todo eso. Hoy en día estoy aprendiendo a jugar al fútbol. El Pity lo dijo en una nota: con Gallardo y este grupo aprendés las cosas que te hacen falta.

-¿En otros lados no lo vivías así?

-Y, se vive distinto. Acá es más como una familia que quiere siempre lo mejor, y sinceramente no me había tocado vivir eso. Entonces hoy soy un agradecido por esta posibilidad.

-Decís que estás aprendiendo y justo a Ponzio se le viene un semestre clave para decidir su futuro, ¿Sentís que ya podés ser el 5 de River?

-Sin dudas, puedo ser el 5 de River, yo entreno y trato de estar predispuesto para algún día llegar a serlo. Van a pasar mil cosas, pero en el momento que a mí me toque entrar a la cancha para jugar yo sé que voy a estar preparado para jugarlo y para ganarlo.

-¿Vas a poder conformar a tus amigos?

-Seguro, je. Me quieren ver con la 5, sin dudas, pero esto es paso a paso. Y la realidad es que estoy aprendiendo día a día y espero seguir por ese camino.

Fuente Ole