Seba Battaglia: “Román es como todo jefe: exigente”

0
114

El deté de la Reserva analizó al Riquelme dirigente desde su lugar de empleado. Dijo que está “en muchos detalles” y que con él “se respira un buen ambiente de trabajo”. Además habló de Russo, del proyecto en Inferiores y de la final contra el Bayern Munich.

Sebastián Battaglia es palabra autorizada en el Mundo Boca. Sus 17 títulos como futbolista del club lo ponen en el primer lugar del podio de los más ganadores de la historia de la institución, seguido de cerca por Guillermo Barros Schelotto (16). Pero ahora que es deté de la Reserva, el inolvidable patrón del medio no habla desde su lugar de ídolo sino como empleado xeneize. Desde allí analizó a su jefe, el responsable del departamento de fútbol y hombre fuerte de la dirigencia que comanda al club de la Ribera desde el pasado 19 de diciembre, Juan Román Riquelme.

«Román es como todo jefe: exigente. Está en muchos detalles, eso está buenos para todos. Hay buena relación, se respira un buen ambiente de trabajo y eso es importante», remarcó Seba, quien compartió plantel con el 10 en la década dorada de Boca​, cuando conquistó gran parte de los títulos que tiene en su haber.

En charla con Superfútbol, el programa de los mediodías de TyC Sports, Battaglia, que fue una de las últimas piezas en sumarse al proyecto que se inició con el desembarco de Miguel Ángel Russo al primer equipo, opinó: «Es un proyecto nuevo el que se arrancó. Se habló con los muchachos, se pensó en Miguel (Russo), y eso es muy bueno. Hoy me toca estar al frente de la Reserva, y sin dejar de trabajar con ellos, veremos qué nos depara. Russo es el futuro y está muy pensado para lo que viene. Queremos que Boca vuelva a ocupar el lugar que tenía antes», dijo quien inició su carrera como DT en Almagro y sueña con algún día dirigir a la Primera de Boca: «Uno como entrenador tiene ilusiones, una es ser el entrenador de la Primera de Boca. Por suerte nos dieron la confianza de ser parte del proyecto».

Ese proyecto del que habla Battaglia adoptó una medida made in Riquelme para todas las categorías de las inferiores: la obligación de jugar con enganche. «Yo creo que hay chicos y planteles diferentes en lo que es Boca, se va a tratar de sacar el mejor provecho a cada uno de ellos. A medida que se vaya avanzando se buscará jugadores para jugar de esta manera (con enganche). Se trata de buscar el material para lo que viene», comentó Seba, quien de paso opinó acerca del debate que se abrió a partir de un posteo realizado en redes sociales por Chicho Serna en torno a la final de la Intercontinental 2001 contra el Bayern Munich: «No pude viajar al partido por una lesión. Lo vi acá en Buenos Aires, el recuerdo que tengo es que hubo fallos que pudieron perjudicar, como vi lo que puso el Chicho hace unos días».

Fuente Ole

Publicidad