Se cumplen 78 años de la primera vuelta olímpica de River en La Boca

0
63

El 8 de noviembre de 1942, la histórica Máquina del Millonario ganaba el primer título de los tres que festejó en la Bombonera. Un recuerdo inolvidable. Mirá.

El equipo de River campeón en 1942, la primera vuelta olímpica en la Bombonera.

Se trata de un recuerdo en blanco y negro. Bastante antiguo pero demasiado valioso para la historia de River. Hace 78 años, el 8 de noviembre de 1942, La Máquina daba la primera vuelta olímpica del Millonario en la casa del eterno rival, la Bombonera, con un equipo que revolucionó el fútbol argentino en aquella gloriosa época del club. Y, casualmente, el resultado fue el mismo que en la final de ida de la Copa Libertadores 2018 en La Boca: 2-2.

Con Renato Cesarini como entrenador y una formación de lujo integrada por Barrios; Vaghi, Ferreyra; Yácono, Rodolfi, Ramos; Deambrosi, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau, River logró el bicampeonato de La Máquina con dos goles del legendario Adolfo Pedernera luego de ir perdiendo por 2-0 con un doblete de Bernardo Gandulla en el primer tiempo. Ese empate le dio el título a River cuando aún faltaban tres fechas para el final del campeonato porque su escolta, San Lorenzo, perdió 3-1 ante Banfield.

River ganó aquel torneo con 46 puntos en treinta partidos: 20 triunfos, seis empates y cuatro derrotas. Y también fue el equipo más goleador, con 79. Esa inolvidable vuelta olímpica fue la primera de las tres que dio el equipo de la Banda en la Bombonera.

Más de una década después, River volvió a festejar en La Boca, en 1955, cuando ganó por 2 a 1 con goles de Ángel Labruna y Roberto Zárate. Y la última vuelta olímpica en la Bombonera fue en 1986 con el Beto Alonso y mítica la pelota naranja, en lo que fue un triunfo por 2 a 0 con un doblete del 10, su gran figura. En 1994 se podría haber repetido la historia del 86, ya que River visitó a Boca en su casa ya con el título consumado durante la semana previa, aunque en esa oportunidad el partido fue declarado por la Policía como «de muy alto riesgo» y entonces el campeón invicto del Tolo Gallego no pudo dar la vuelta como lo había hecho el equipo del Bambino Veira en el 86. A partir de este Apertura 94, los fixtures de la AFA nunca más incluyeron el superclásico en las fechas finales de un campeonato para evitar vueltas olímpicas visitantes…

Fuente Ole

Publicidad