River, en modo cuarentena: entrenamientos individuales para no rendirse

0
179

Con el Monumental y el River Camp cerrados, mañana los jugadores se comenzarán a entrenar de forma individual con indicaciones de los profes. Algunos ya se adelantaron y lo hicieron durante el fin de semana.

El blindaje preventivo que decretó River en relación a la pandemia de COVID-19 modificó la agenda del plantel. Con las puertas cerradas tanto del Monumental como las del River Camp, al grupo sólo le queda una alternativa: que los entrenamientos se celebren de forma individual, siguiendo un plan que ya fue diseñado por el cuerpo de preparadores físicos integrado por Pablo Dolce, Diego Tulbovitz y Diego Gamalero.

Aunque el grupo se encuentra licenciado hasta el martes, los profes del cuerpo técnico de Marcelo Gallardo se encargaron de programar una serie de ejercicios en pos de que el cese por tiempo indeterminado de las actividades en el club no termine afectando a la preparación física de los jugadores. Según pudo averiguar Olé, la tarea para el hogar incluye trabajos aeróbicos y de fortalecimiento general, además de ejercicios de movilidad que pueden realizarse tanto en los hogares como en gimnasios particulares.

Se trata de un masterplan similar al que el plantel recibió previo al último período de vacaciones, cuando cada uno de los integrantes del grupo asumió el compromiso personal de ejercitarse aun cuando eso implicaba resignar horas de descanso en familia. En aquel momento, la idea era ganarle días a la pretemporada de San Martín de los Andes para llegar OK al estreno en 2020, ante Independiente (2-1), cuando la Superliga aparecía como objetivo principal a corto plazo. Ahora, todo apunta a que nadie pierda su condición física.

Sin embargo, aunque oficialmente los jugadores debían retomar sus actividades recién mañana, hubo quienes trabajaron durante el fin de semana atendiendo los consejos que recibía de parte de los preparadores físicos. Y es que “cada uno de los jugadores se mueve de acuerdo a cómo se siente y necesita”, tal y como le contaron a este diario. Eso sí: a pesar de que se trata de una especie de home-office futbolero, Dolce y compañía monitorearán todo a distancia.

Enzo Pérez destinó parte de sus vacaciones al entrenamiento personal.

El cronograma del plantel tendrá una estructura diferente hasta tanto el club levante la decisión preventiva que tomó el viernes, cuando canceló todas sus actividades deportivas, incluyendo las del fútbol profesional, que no se presentó a jugar su partido debut en la Copa Superliga ante Atlético Tucumán. Una serie de determinaciones adoptadas “por causas de fuerza mayor”, tal y como rezó el comunicado oficial de River, dado el caso sospechoso de coronavirus, posteriormente descartado, del juvenil defensor colombiano Thomas Gutiérrez, integrante del plantel de Reserva. La idea era proteger no solo a los jugadores, sino también al cuerpo técnico y a los empleados de la institución.

Hasta Alberto Fernández, el presidente de la Nación, se refirió a la decisión que además generó diversas opiniones dentro del ambiente del fútbol: mientras que buena parte de los jugadores empatizaron con la idea, los dirigentes en su mayoría la cuestionaron. Sobre todo, la Superliga, que envió un duro comunicado catalogando como “pasible de sanciones” la postura adoptada por River.

El plantel no tendrá la posibilidad de celebrar los entrenamientos habituales en Núñez ni en Ezeiza dado que el club permanecerá cerrado por tiempo indefinido, tal y como fue expuesto oficialmente por la institución a través de su comunicado del día viernes.

Por eso ya está dispuesto este de operativo para evitar el contacto diario pero permitiéndoles a los futbolistas moverse y mantenerse en forma. Un protocolo de trabajo individual similar al que, por ejemplo, han comenzado a implementar los clubes europeos, dado que en varios países rige la prohibición de circular por las calles en pleno brote de coronavirus. Por supuesto, el contexto de propagación en el Viejo Continente es distinto al que se vive actualmente en el país. Sin embargo, preventivamente, los jugadores de River se entrenarán por su cuenta.

Fuente Ole

Publicidad