«Riquelme me conto que su mama le dejo tener dos camisetas de River. La de Aimar y la mía»

0
92

Lucho González reveló cuáles son las dos camisetas de River que guarda Riquelme
El ex futbolista reconoció ser un gran admirador de Román y contó algunas intimidades que vivió con el máximo ídolo de Boca en la Selección.

Publicidad

Amenos de un mes de su retiro del fútbol profesional, Lucho González hizo un repaso de parte de su carrera, reconoció que es un gran admirador de Juan Román Riquelme y puso a Marcelo Bielsa como el mejor entrenador que tuvo en sus 22 años de trayectoria.

«Me gustaba mucho jugar con Mascherano porque me decía ‘quedate tranquilo que yo recupero la pelota y te la doy a vos’ y eso me daba mucha libertad. También me gustaba jugar con Riquelme en la Selección porque nos entendíamos muy bien», destacó el ex futbolista de 40 años cuando el periodista Germán Bellizzi le preguntó por los mejores jugadores con los que compartió un campo de juego obviando a Lionel Messi.

Y el hecho de mencionar a Riquelme dio pie a que Lucho cuente algunas intimidades que lo unen al máximo ídolo de Boca pese a su identificación con River: «Mi segundo hijo se llama Lionel Román por Riquelme. Tengo una admiración muy grande por él, nos mandamos mensajes. Antes de conocernos y jugar juntos en la Selección, siempre me mandaba saludos a través de Nico Burdisso cuando íbamos al Sub-20», recordó como empezó a gestarse la relación entre ambos talentosos futbolistas que además de entenderse dentro de la cancha también lo hacían afuera.

«De hecho, cuando voy a una convocatoria de la Selección fue Riquelme el que empezó a llamarme Comandante cuando vio una bandera en un festejo mío en Porto… Manda videos para los cumpleaños, mandó una camiseta de Boca firmada para mi hijo. Tengo una gran admiración por él sobre todo como persona», comentó agradecido en la entrevista concedida a TyC Sports.

Durante la charla, Lucho González reveló un secreto de Román: «Siempre me decía que tenía dos camisetas de River guardadas que la mamá le dejó. Una era de Pablo Aimar, que es su amigo, y la otra era la mía».

Sobre Messi, con quien compartió plantel en el Mundial de Alemania 2006, recordó los primeros pasos del crack del Barcelona en la Selección: «Me daba lástima las patadas que le pegaban Gabi Milito y Ayala en los trabajos reducidos. Se levantaba y no decía nada. Pero no es que lo maltrataban, le pegaban porque no se la podían sacar. Ya era distinto de verdad».

Para cerrar, ponderó la figura de Bielsa como entrenador en su carrera a tal punto de llevarlo tatuado en su piel: «Marcelo es alguien que no te deja relajarte, no deja que el triunfo te confunda la cabeza… Te motiva, te lleva a que no te conformes».

442

Publicidad