Renato Gaucho dirio con la camiseta de Diego la Copa,emociono a todos y explico el porque

0
194

Renato, el DT de Gremio, explicó porqué se la jugó tanto por Maradona
Renato Portaluppi dirigió Guaraní-Gremio, por la Libertadores, con la 10 de Maradona de la Selección. Y así se presentó a la conferencia de prensa. Diego le trajo suerte.

Publicidad

“Me gustaría homenajear a mi gran amigo Maradona. Le hice este homenaje usando su camiseta. Es un gran amigo que perdí. El mundo perdió a un genio, a una leyenda. Es un día de mucha tristeza para mí. Le dedico esta victoria a Dieguito. Todas las veces que charlé con él fue un gran amigo. Juntos pasamos momentos maravillosos. Que Dios esté con su familia…”.

Está ahí sentado detrás de un barbijo Renato Portaluppi. Su equipo, Gremio, le acaba de ganar 2-0 a Guaraní en el Defensores del Chaco y, a falta todavía de la revancha, se encarrila para meterse en los cuartos de final de la Libertadores (se cruzarían con el ganador de la serie entre Santos y Liga de Quito). Sin embargo, en conferencia de prensa, después de la primera pregunta (futbolera), el DT optó por hacer una intro y explicar el porqué de su vestimenta. Increíble (o no tanto). Pero real.

Al técnico de Gremio no le importó el qué dirán. Se dejó llevar por su corazón. Y se calzó la 10 celeste y blanca en el encuentro de ida de los octavos de final ante Guaraní.

Antes del inicio del partido hubo minuto de silencio por Diego. Y, luego, durante los 90, el tributo continuó en la imagen de Gremio. Lo de Renato sorprendió. Por lo original, por lo jugado y por todo lo que significa ver a un referente del fútbol brasileño vestido con la más simbólica de las camisetas argentinas.

Nacido en Guaporé, un municipio brasileño de Río Grande do Sul, Renato llegó a la Primera de Gremio en 1982. Y al año siguiente levantó la Libertadores y la Intercontinental. Aquel joven delantero marcó los dos goles de Gremio ante el Hamburgo de Alemania en la final en Japón.

Si Renato -Portaluppi o Gaúcho- ya era ídolo de Gremio como jugador, luego multiplicó su mística como entrenador. En su tercer ciclo en el club de Porto Alegre -que arrancó en el 2016-, ganó seis torneos locales, la Libertadores 2017 (en la final ante Lanús) y la Recopa Sudamericana 2018.

Renato llegó a jugar 41 partidos con la selección de Brasil. Y en su hoja de ruta figura un Mundial más que especial. Fue parte de la verdeamarela que quedó afuera de los cuartos de final por penales ante Francia en México 86. Acaso por eso tuvo tiempo de disfrutar el desenlace de ese torneo. O sea, fue testigo de los goles eternos de Diego a los ingleses, de las gambetas ante Bélgica y del tomá y hacelo para Burru en la final ante Alemania.

Hoy Renato tiene 58 años -dos menos que los que cumplió Diego el 30 de octubre-. Es parte de la generación maradoniana. Y vaya si lo demostró.

Como premio, con goles de Jean y Pepe, Gremio logró un gran triunfo en Asunción, ante el equipo dirigido por Gustavo Costas.

Fuente Ole

Publicidad