¡Que momentazo! Zambrano reveló la divertida reacción de su madre cuando conoció a Riquelme

0
75

El peruano aseguró que cuando llegó a Boca para firmar su contrato, lo primero que hizo su madre fue pedirle una foto al hoy vicepresidente.

Zambrano reveló la divertida reacción de su madre cuando conoció a Riquelme

Carlos Zambrano fue el segundo refuerzo de Boca para el mercado de pases de comienzos de año. Llegó días después de la incoporación de Guillermo Pol Fernández, un conocido de la casa y una de las principales apuestas de la directiva xeneize. El defensor central llegó en medio de indiferencia por parte de los hinchas. Principalmente, porque venía de un semestre sin jugar en Europa. Solo había tenido minutos con la Selección Peruana de Ricardo Gareca.

Sin embargo, después cayó justo para el final de la Superliga Argentina: Carlos Izquierdoz estaba suspendido, Lisandro López lesionado y el juvenil Gastón Ávila había sido expulsado justo en la anteúltima jornada del campeonato. Por eso, el peruano fue la única y necesaria variante para Miguel Ángel Russo de conformar la dupla de zagueros junto al paraguayo Junior Alonso. Días antes, para tomar rodaje, había hecho su debut en la Copa Libertadores ante Caracas en Venezuela.

En una entrevista con ESPN, Zambrano reveló una divertida anécdota de cuando llegó al Xeneize para firmar su contrato, donde estaban todas las figuras y glorias del club. Entre ellas, Juan Román Riquelme, quien formalmente es el vicepresidente segundo de la insitutución detrás de Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, pero es el encargado de todo el fútbol.

«Cuando llegamos a la Bombonera para firmar mi contrato con Boca, mi mamá no dijo ni hola y lo primero que hizo fue ¡pedirle una foto a Riquelme!», contó el peruano, que había llegado muy formal y serio a la primera reunión, pero su madre tuvo otros divertidos planes. «Mi mamá sabe mucho de fútbol y obviamente lo vio jugar a Román y sabía de él. Por eso le pidió la foto enseguida. Estábamos el presidente, Riquelme y nosotros. Me dio un poco de vergüenza», remató.

Por último, finalizó: «Román no es de hablar mucho, las pocas veces que viene al entrenamiento lo hace para cosas puntuales, a motivar a los chicos, aunque la mayoría cuando le ven se siente nervioso, saben que es un ídolo muy grande. El, junto a Bermúdez, el Chelo y Cascini dejaron la vara muy alta del club, estuvieron en la época dorada. Hoy nosotros queremos ir logrando eso poco a poco».

Publicidad