Ponzio confiadisimo en la vuelta: “River asusta”

0
33

Lo afirmó Ponzio y razones no le faltan: todos sus rivales muestran admiración y respeto por este equipo. Incluso, claro, Boca…

“Del otro lado asusta”. La frase de Leonardo Ponzio no representa una canchereada sino más bien una apreciación de lo que juega este River, esta versión que según los propios hinchas es el mejor equipo de este ciclo de cinco años y medio. “El equipo se caracteriza por la intensidad y el atacar. Vos ves que podemos atacar cien mil veces y erramos y el equipo va y va y va. Creo que del otro lado asusta. ¿O no? Me ha pasado de estar en otros equipos y enfrentar a algún rival así… Y decís ‘estos te vienen por todos lados, ¿por dónde los agarrás?’. Y eso es lo que hoy en día generamos”, explicó el capitán, que este semestre lo vio de afuera, en una entrevista que le hizo Sebastián Domínguez en ESPN.

¿River asusta? Podríamos pensar que sí. En todo caso tal vez el término que le va más justo es que los rivales lo respetan demasiado. Le ocurrió con todos los grandes en la Copa del año pasado, con Gremio en Buenos Aires pero también en Porto Alegre, con Cruzeiro en Núñez y en Belo Horizonte. Y, claro, con el Boca de Alfaro: con distintos matices, los dos partidos en los que se enfrentaron en este semestre estuvieron marcados por la postura de Lechuga de preocuparse más por destruir el funcionamiento de River que por construir el propio, al punto de casi prescindir del ataque. Y ahora que el clásico de siempre debe dar vuelta la serie las dudas parecen estar del otro lado: ¿cómo jugarle? ¿Salir a atacarlo como loco puede ser un suicidio si le dejás espacios? Como sea, Boca necesita al menos un par de goles y del otro lado tendrá a un equipo que siempre es peligroso y que suele mantener la guardia alta. Aunque también es cierto que a este River siempre se le dio mejor tener que ir a buscar los resultados en los partidos de vuelta que salir a defenderlos: así sucedió en la Copa 2018 con todos sus rivales en las series mano a mano; y en esta edición cuando salió a jugar con un 2-0 a favor no la pasó nada bien frente a Cerro Porteño. Aunque en ese caso volvió a aparecer en el segundo tiempo ese equipo voraz que de un momento a otro liquidó la llave.

Y eso es lo que tiene River. Gallardo lo reconoció más de una vez, con orgullo, y habló de ese “respeto” que se ganó su creación. Hace poco Maradona admitió que “con River no se puede”, Sciaqua se sacó el sombrero, el Burrito Martínez comparó una eventual victoria con escalar el Everest, el viernes Rondina dijo que “le hacés cinco goles y no sabés si le ganás”. Y siguen las firmas. Respeto, admiración, miedo. Este River genera un poco de todo eso y este martes buscará hacerse enaltecerse aún más, si fuera eso posible.

Fuente Ole