Ortega conto a quien le tiene mas bronca en el futbol: «Lo re puteé»

0
215

El Burrito contó cómo vivió que el Cholo lo separara del plantel y no lo dejara participar de la vuelta olímpica el Clausura 2008: «Me dolió, fue una traición».

El primer semestre del 2008 no fue fácil para el River que dirigía Diego Simeone. La eliminación de la Copa Libertadores frente a San Lorenzo en el Monumental (con Ramón Díaz como técnico y D’Alessandro en el equipo) fue un golpe fuerte para un plantel que después de ese mazazo logró recuperarse rápido y se coronó campeón del Torneo Clausura. En esas últimas fechas, posteriores al adiós de la Copa, hubo un hombre clave: Ariel Ortega.

El Burrito fue fundamental contra Gimnasia y Huracán entrando en los segundos tiempos y frente a Colón, en Santa Fe, y Olimpo, ya como titular a pesar de que el Cholo lo tenía en penitencia por algunas faltas del jujeño a los entrenamientos. Ante los de Bahía, en el Monumental, River se coronó campeón y dio la vuelta olímpica. Era la fecha 18 de ese Clausura y sólo quedaba la visita a Banfield para cerrar los festejos. Sin embargo, el DT tomó la decisión de separar a Ortega del plantel después de que se había asegurado el título. Y 12 años más tarde, el ídolo millonario revivió ese momento, sin esconder todo el dolor que sintió: «Me dolió en ese momento, pero yo fui a la habitación de él y le dije todo lo que tenía que decir. A él y a Vivas. Los re puteé a él y a Nelson».

Buonanotte y el Burrito, una sociedad clave para dar la vuelta olímpica en el Clausura 2008.
Durante la entrevista con Atilio Costa Febre, el jujeño detalló que «me dolió porque fue como una traición. Ya habíamos salido campeones hacía una semana y tranquilamente podría haber ido a jugar dos minutos ese partido. Entrar, salir y chau, me voy de River y listo, se terminó». Y fue muy duro con el actual entrenador del Atlético Madrid: «Hay gente que se cree más importante que el club, que el fútbol… Cada uno tiene su forma de ser. No discuto su forma de trabajar porque es un gran entrenador, pero hay otras cosas que yo priorizo. River es más importante que los entrenadores y todos los jugadore que hemos pasado».

Sin embargo, más allá de toda esa descarga y de lo que sintió en aquel 2008, Ortega aseguró que «yo no le tengo bronca a nadie» en referencia a Simeone y que su descarga fue haber entrado en ese momento a la habitación del técnico y del ayudante de campo a decirles lo que pensaba.

Fuente La Pagina Millonaria

Publicidad