No jugo mucho y es idolo: “Me siento campeón de la Copa Libertadores 2015”

0
37

Javier Saviola recordó cómo fue su regreso al Más Grande para disputar la etapa final de la Libertadores de 2015 que terminó quedando en manos de River. Además también se refirió a la difícil decisión de retirarse.

Publicidad

El hincha de River tiene una infinidad de motivos para sentirse orgulloso, una de ellas es la cantidad de futbolistas que fueron formados futbolísticamente en el club. Esto no es algo de ahora, ni de las últimas décadas, sino que es algo histórico. Pocos clubes sacaron tanta cantidad de jugadores que brillaron a nivel mundial y en la Selección. Javier Saviola es uno de esos casos, el Conejito debutó con apenas 16 años en 1998 con el Manto Sagrado bajo el mando de Ramón Díaz y desde ese día ante Gimnasia de Jujuy (en el cual convirtió un gol) ya demostró que estaba para grandes cosas.

Permaneció en Núñez por tres temporadas en las cuales disputó 120 partidos y marcó 58 goles, un promedio espectacular para un futbolista joven. El Conejito fue bicampeón ya que ganó el Apertura de 1999 y el Clausura del 2000 y luego emigró. Su carrera continuó en el Barcelona, estuvo a préstamo en el Mónaco y el Sevilla y luego pasó al Real Madrid. Más tarde estuvo en Benfica, Málaga, Olympiacos y Hellas Verona hasta que a mediados de 2015 volvió al club que lo vio nacer.

.
“Me siento campeón de la Copa Libertadores 2015 porque fui parte de ese grupo, más allá de que llegué para las instancias finales. Lo que quería siempre era terminar mi carrera en River, que mis dos últimos años fueran en el club en el que nací, en donde quería terminar y, por suerte, lo pude hacer”, le dijo Javier Saviola a TNT Sports y dejó en claro que se siente satisfecho de haber regresado al club en el cual nació.

El Conejito apenas disputó 17 partidos en su regreso a Núñez y no pudo convertir goles, fue parte del equipo que ganó la Copa Libertadores 2015 ante Tigres y también la Suruga Bank, además viajó al Mundial de Clubes. Javier Pedro se lamenta por no haber podido recibir el aplauso de los hinchas antes de dejar la actividad profesional: “Faltó lo que yo digo la frutilla del postre, terminar mi carrera con la ovación de la gente o jugando, pero sería un desagradecido de quejarme por algo con lo que fue mi carrera”.

La decisión de retirarse
“Fue un proceso, cuando estaba en Verona y empecé a tener a mis hijos me encantó disfrutar momentos con ellos. Cuando empecé a poner en duda mi carrera, decidí que fueran mis últimos años. No me faltaba prácticamente nada por hacer y tuve el privilegio de estar en clubes grandísimos. Hay que pensarlo y no debe quedar nada pendiente, yo, personalmente, tenía muy pensada la decisión”, declaró Saviola que actualmente se encuentra jugando al futsal en el FC Encamp de Andorra.

Fuente La Pagina Millonaria

Publicidad