Fue detenido en el aeropuerto de Barajas y será enviado de vuelta a la Argentina. Se espera que pase lo mismo con Rafael Di Zeo.

Maximiliano Mazzaro, ex número dos de Rafael Di Zeo, el primer barra de Boca deportado por las autoridades españolas.

No pudo caminar por Plaza Mayor ni por Puerta del Sol. Tampoco pasar por la puerta del Santiago Bernabéu. Ni siquiera llegó a entrar a Madrid. Maximiliano Mazzaro, barra de Boca, fue detenido en la oficina de admisión del aeropuerto de Barajas ni bien pisó suelo español y será deportado.

Había salido ayer de la Argentina y pensaba estar en la final de la Copa Libertadores, alentando a Boca contra River. Sin embargo, desde Tribuna Segura le pasaron a la Policía española los antecedentes penales que Mazzaro tiene en la Argentina. Y los españoles decidieron deportarlo.

“La policía española consideró que el barrabrava Maximiliano Mazzaro es peligroso para la seguridad y fue expulsado; todo barra que viaje con antecedentes de homicidio será deportado por España”, dijo Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, en diálogo con Radio La Red.

Uno de esos antecedentes tiene que ver con la detención de Mazzaro en junio de 2013. El barra tenía pedido de captura desde el 9 de enero de ese año, acusado en el homicidio de Ernesto Cirino, ocurrido el 29 de agosto de 2011, pero también estaba señalado como la cabeza de la causa por asociación ilícita junto a Mauro Martín, líder de La Doce en aquella época y preso en el penal de Devoto. No estaban bien las cosas entre ellos y, además, Mazzaro está enfrentado a Rafael Di Zeo desde entonces.

Se temía por enfrentamientos en las calles españolas, dado que Di Zeo consiguió el permiso para salir de la Argentina. De todos modos, a Clarín le dijeron que la idea es hacer lo mismo con él y que pegue la vuelta ni bien llegue a España. ¿Será así? Por lo pronto, el operativo de seguridad montado por la Policía española en colaboración con agentes de Seguridad argentino empezó a darles batalla a los barras.

Fuente Clarin