Montiel rompio el silencio y hablo del gesto e Benedetto

0
281

Fue feo el gesto de Benedetto”
Gonzalo Montiel reprochó la actitud del goleador de Boca en el festejo del 1-0, pero evitó tomarse revancha con una gastada: Yo les dedico la Copa a mi familia y a River.


Perdió a su abuelo materno (Jerónimo) cuando apenas tenía siete años porque a un hombre del barrio se le ocurrió terminar una pelea de perros a los tiros. En el verano de 2017 despidió a un íntimo amigo que fue víctima de un virus hospitalario letal luego de una simple operación de vesícula. Meses después, casi en simultáneo con el peor golpe deportivo de su carrera (la derrota en la semi de la Copa contra Lanús) fallecieron otros dos amigos que fueron baleados en las violentas calles de tierra de Virrey del Pino (cerca de González Catán, partido de La Matanza). Si Gonzalo Montiel vivió todo esto en sus 21 años (cumple 22 el 1° de enero), ¿cómo se va a asustar con el gesto que le hizo Benedetto en el festejo del gol? ¿Cómo va a reaccionar con bronca o violencia si desde la cuna aprendió los valores de la honestidad y humildad que le transmitieron mamá Marisa (ex empleada de limpieza) y papá Juan Antonio (albañil)? “Me mostraron el video cuando terminó el partido. La verdad que fue un gesto feo, pero ahora nosotros nos tenemos que dedicar a festejar”, dice Cachete con su habitual mesura y alejado de las declaraciones ruidosas. Es más, ni siquiera quiere desquitarse con una irónica dedicatoria del título: “No, no, eso no. Yo se los dedico a mi familia, a mis padres que vinieron a acompañarme, al equipo y al cuerpo técnico”.

El defensor que se formó en el club desde los 10 años recordó que “hace dos años estaba en Inferiores”, admite que “todavía no caigo”, aunque comprende que “ganar la primera final de la Copa que me toca jugar, y encima contra Boca, es algo que queda en la historia y un sueño para mí”. Destaca “el corazón y la valentía del equipo para dar vuelta los resultados contra Boca (en las dos finales) y Gremio (la revancha de semi)” y ya se enfoca en la próxima ilusión, la final del Mundial de Clubes ante el Real Madrid: “Vamos a ir a salir campeones allá (por Abu Dhabi) también”, asegura, aún en Madrid, el lateral derecho que creció como primer central.

Montiel no tiene ninguna duda de que estará disponible para jugar la semifinal del martes que viene en el estadio Hazza bin Zayed de Al Ain con rival aún por definir. Porque el domingo no sufrió una lesión severa cuando tuvo que dejar la cancha en el segundo tiempo (28 minutos). “Tenía una molestia en el gemelo y en el isquio. No quería salir y aguanté un poco, pero después ya vi que no podia ayudar al equipo y decidí salir”, cuenta. Por eso, ya se prepara para seguir dejando su nombre en la gloriosa historia de River y rendirle un homenaje más al abuelo Jerónimo que quería ponerle Ariel Ortega como nombre a su nieto… “Tenemos que disfrutar lo que logramos porque ganarle la final de la Copa a nuestro clásico rival no tiene precio, pero River nunca se relaja y ya debemos pensar en lo que viene. ¿Si me imagino ganándole al Real Madrid? Obvio que me lo imagino”.

Fuente Ole