¿Mensaje mafioso y político? “Quédense tranquilos que Moyano no se va a ir a la B”

0
49

Pablo Moyano, vicepresidente del Rojo, se refirió a la situación económica del club: “Más allá de las críticas por los jugadores que compramos o porque se debe dinero, el club no va a quebrar en esta gestión”.

El hijo de Hugo Moyano es vicepresidente de Independiente.

Sus declaraciones siempre son explosivas. Pablo Moyano suele hablar sin filtro. La beligerancia forma parte de su ADN: cada vez que le ponen un micrófono va al choque. La delicada situación económica de Independiente ha sido un foco que despertó preocupación en los hinchas y la masa societaria del club. Lógicamente, la crisis comenzó a agudizarse ante el parate del fútbol. Y el vicepresidente del club dio su punto de vista: «Más allá de las críticas por los jugadores que compramos o porque se debe dinero, el club no va a quebrar en esta gestión. Es cierto que trajimos jugadores que no han rendido, pero con la plata que tenemos que cobrar por las ventas le vamos a ir haciendo frente a las deudas».

Fueron 72.335.000 dólares los que invirtió el Rojo para incoporar a 57 futbolistas en lo que va de la presidencia de Hugo Moyano, que comenzó a mediados de 2014, una vez consumado el ascenso a Primera. En los próximos meses, la institución de Avellaneda deberá pagar u$s 9.830.000 que debe de los pases de Cecilio Domínguez, Silvio Romero, Gastón Silva, Carlos Benavídez, Pablo Hernández, Francisco Silva y Fernando Amorebieta. Todas esas causas ya fueron elevadas a la FIFA. Deportivo Cali reclamará ante el máximo organismo del fútbol mundial 900.000 dólares por el pase de Andrés Roa, Aldosivi exige 1.200.000 pesos por Cristian Chávez, Belgrano reclama 250.000 de la venta de Emiliano Rigoni al Zenit y a Pablo Pérez se le está abonando una rescisión millonaria. «Quédense tranquilos que Moyano no se va a ir a la B ni va a quebrar. Independiente va a volver a ser protagonista No nos va a pasar lo que les pasó a otros que rifaron el club en un casino. Fue Hugo quien puso las bolas cuando la cancha era una obra en construcción que daba vergüenza y los predios eran terrenos baldíos donde los chicos de la pensión comían fideos», avisó el vicepresidente en diálogo con Siempre del Rojo.

Pablo Moyano dijo que irán por un nuevo mandato en las próximas elecciones, que se llevarán a cabo en diciembre del año que viene. Se refirió a la sorpresiva llegada de Franco Posse, delantero uruguayo que llegó de Liverpool: «En su momento llegó Forlán y no lo conocía nadie. Ojalá sea el nuevo Cavani o un Batistuta». El dirigente también hizo alusión a un posible regreso del Kun Aguero: «Si fuera por mi lo traigo mañana, pero no se entusiasmen porque quizá no se da». Y advirtió que deberán bajarles los sueldos a los jugadores: «Si el Barcelona está con rebajas de salarios, ¿qué nos queda a los clubes de Argentina? Los contratos que ganan algunos ameritan que se conversen porque no hay ingresos de cancha ni de televisión».

¿Hubo algo de autocrítica? Sí, Moyano reconoció que demoraron demasiado la contratación de un manager: «Hubo un error en no haber traído en su momento a alguien que sepa tanto de fútbol como Burruchaga. Pero ahora se hizo. Asumió y ganamos dos partidos».​ Pablo fue picante, como ya es habitual. Como ya ehabitual, Pablo fue picante.

Fuente Ole

Publicidad