«¿Maradona o Messi? Un Mundial marca la diferencia entre los mejores del mundo»

0
31

El Diablo Etcheverry, uno de los mejores jugadores de Bolivia de todos los tiempos, no anduvo con vueltas a la hora de elegir a su favorito. Además, habló de la cuenta pendiente de jugar en Boca y su relación con Gallardo.


‘¿Maradona o Messi? Un Mundial marca la diferencia entre los mejores del mundo’
Marco Antonio Etcheverry es uno de los jugadores más destacados de la historia del fútbol de Bolivia. De hecho, el Diablo es uno de los pocos que pudo disputar un Mundial con su país, tras la histórica clasificación para Estados Unidos 1994.

En las últimas horas habló con Súper Deportivo por Radio Villa Trinidad y contó numerosas anécdotas, no esquivó el bulto cuando se le preguntó sobre quién fue mejor entre Diego Armando Maradona y Lionel Messi y reconoció que estuvo cerca de jugar en Boca en 1993.

Cuando los hinchas argentinos le hicieron firmar una bandera argentina

«En uno de los últimos años de mi carrera en la Selección boliviana, Nelson Acosta era el entrenador, y me llamó para que le pueda dar una mano al grupo. Él se porto muy bien conmigo, estaba casi retirado del fútbol. Justamente, nos tocaba jugar con Argentina en el Monumental. Recuerdo que ibamos en el bus, rumbo al estadio. Íbamos despacio, yo iba a arriba en el colectivo con el Gato Fernández. En el camino, había mucha gente, y no me voy a olvidar jamás, que me pedían que les firme la bandera argentina y me dice el Gato: «No puede ser que te pidan que le firmes autógrafo a la bandera argentina». Ese fue el momento donde sentí mayor admiración y fue en Argentina. Yo soy fanático de Diego. Es una admiración gigante que le tengo a él. Nunca me había pasado eso y más cuando iba a enfrentarlos a ellos, a la Selección Argentina. Fue muy lindo ver que la gente te tirara la bandera por la ventana para que la firmes. ¡Fue muy lindo!

Si tuviera que elegir ¿Dónde le hubiera gustado jugar: Boca o River?

  • ¡Pucha! En Boca, yo voy a ser honesto. Aunque yo conocí una persona fuera de serie como fue Marcelo Gallardo en Washigton, en el DC que compartimos muchas cosas, pero lo que es cierto que Milton Melgar, fue mi gran ídolo de pequeño y con su llegada a Boca hizo que los bolivianos seamos todos de Boca por él. No solo en Bolivia hay muchos hinchas de Boca, en todo el mundo hay muchas hinchas de Boca.

¿Nunca estuvo cerca de jugar en Boca?

-Voy a contar lo que una vez me dijo el gerente deportivo de Bolivar en el año 1993 cuando quizás estaba al tope de mi nivel. Ese año me compró Colo Colo, pero él Director Deportivo de Bolívar me llamó a su oficina y me cuenta, no sé si para hacerme sentir bien o que intenciones tenía: Barcelona de Ecuador tenía un interés (ofreció 300 mil dólares), Boca (ofrece 100 mil dolares por 6 meses de préstamo) y Colo Colo me ofrecía 700 mil dolares por la totalidad del pase y me dice que estaban pensando esas opciones. Por supuesto, que no estaban pensando nada, porque ya tenían definido venderme a Chile. Si, me hizo sentir bien, que Boca estuviera interesado. Era una época, donde el jugador no tenía valor para nada. Yo no tenía voz y voto, pero hubiera elegido Boca y resignado plata para jugar en Boca. Yo soy fanático de Boca. Tengo toda la colección de camisetas de Boca. Siempre viví el fanatismo de Boca.

Su relación con Gallardo

«Cuando lo conocí estaba jugando en Estados Unidos. Se notaba una persona muy responsable y profesional, con un respeto total. ¡Un crack! Recuerdo haber compartido un asado en casa con él, compartimos muchos momentos y conocerlo gracias a Jaime Moreno, otro boliviano que jugaba con él. Marcelo fue extraordinario. Fue hasta mi casa, comimos un asado, hicimos un Karaoke. Lo visite cuando vinieron a jugar a Bolivia. Cuando lo conocí, la preocupación que tenía él era de seguir jugando al fútbol. Me parece un señor del fútbol, es lo que percibí. Fue un momento que compartimos un lindo momento con un asado.

¿Maradona o Messi?

-La diferencia entre Maradona y Messi son los títulos con la Selección Argentina. Un mundial marca la diferencia entre los mejores jugadores del mundo. Yo soy hincha de Diego, pero no quita que Messi, hoy por hoy, sea el mejor. Mi historia, mi fanatismo es con Maradona. Crecí con Diego. No me quiero imaginar lo que sería Diego jugando ahorita. En su momento, sin tener los medios que tenemos en la actualidad fue la persona mas famosa del mundo. No me quiero imaginar cuanto ganaría hoy en día, si en su momento ganaba millones y millones. Como jugador vimos cosas de Diego increíbles en canchas donde la pelota rebotaba de lado a lado, de izquierda a derecha y nunca te venía plana como te viene ahora. Creo que Diego jugó con grandes desventajas, ya sea de tecnología como canchas horribles, el peso de la pelota. Se fue a jugar a un equipo que el hizo gigante como el Napoli. No sé Messi como reaccionaría en un equipo como por ejemplo el Udinese, en un equipo paralelo como fue para Diego el Napoli.

¿Qué sintió que pasó con Diego en el mundial 94?

  • ¡Fue un golpe bajo para Diego! como pasa en el boxeo, y fue un golpe bajo para todos los que somos hinchas del buen fútbol. Fue muy difícil de explicar. Fue duro para todo y se notó en el partido siguiente para Argentina, que los jugadores querían irse, por la injusticia. Fue un golpe por la espalda que le dieron a Diego. No creo que Diego se haya matado entrenando para llegar bien a ese mundial y que después tome algo para tirar todo por la borda. Hubo muchas confusiones. Creo que si no sucedía lo que paso con Diego ibamos a estar en presencia de una de las mejores finales de la historia de los mundiales, porque para mí Argentina – Brasil iban a disputar esa final del Mundial. Argentina era un equipazo. Hubiera sido una final increíble, como la que pasó en Madrid entre Boca – River que paralizó al mundo. Argentina – Brasil hubiera sido la final y tendrían que haber hecho un estadio para medio millón de personas.

¿Algún recuerdo tras enfrentar a Diego? ¿Qué siente un jugador de la misma posición cuándo enfrenta a Diego?

  • Me paso algo increíble. Recuerdo la primera Copa América que jugué con 18 o 19 años en Brasil. Recuerdo que habíamos perdido 5-0 con Chile y Uruguay y Ecuador nos había ganado 3-0. Por supuesto, que en Bolivia ya nos estaban matando y nos iba a limpiar a todos, pero resulta que todavía nos quedaba jugar con Argentina y fue nuestro mejor partido. Jugamos un gran partido, empatamos 0 a 0. Nos salvó la selección Argentina y Diego incluido para que no nos maten a todos y se olvidaron de los 12 goles que nos habían hecho, en los partidos anteriores. Eso es lo que representa Diego y su trascendencia. Haberle empatado a un equipo que tenía Maradona fue impresionante. Ese año jugó la final Argentina – Brasil.

Fuente TyC Sports

Publicidad