Luis Suárez se calentó tras el partido y mandó a trabajar a Setién…

0
81

Luis Suárez marcó dos goles pero el uruguayo se mostró caliente por el empate 2-2 final contra el Celta de Vigo. Pero lo que nadie esperaba era el palazo del delantero al entrenador, Quique Setién.

La polémica nace por una estadística negativa que tiene el Barcelona fuera de casa. «¿Qué les pasa fuera de casa? Se dejan muchos puntos fuera», fue la pregunta del periodista. Y el uruguayo respondió: «Para algo están los entrenadores, para analizar estas situaciones. Para eso están. Te queda la sensación de que fuera de casa quedan puntos importantes y no solíamos perderlo en otras temporadas».

Para cerrar, Lucho Suárez remarcó: «Contento por ayudar al equipo pero te queda la sensación de enojo y frustración por perder dos puntos».

Lo cierto es que el clima en Barcelona está más que caliente tras el empate en Vigo y la posible escapada del Real Madrid, en caso de ganarle al Espanyol. El final de LaLiga será más caliente que nunca y en Barcelona, las cosas no están de la mejor manera.

Fuente Bitbol

Publicidad