Luego de tantas lesiones Gallardo tendra a su refuerzo estrella sin gestion de D´onofrio

0
753

El cuerpo técnico confía en que Casco, operado de la clavícula, pueda llegar a los duelos ante Paranaense a finales de mayo.

Milton Casco está cerca de la vuelta.

Publicidad

Será cuestión de que aproveche cada segundo de los 84 días que restan por tachar en el almanaque de acá al 21 de mayo. Y será cuestión, también, de que esa ansiedad por volver a las canchas no termine siendo contraproducente con una recuperación que estaba estipulada en tres meses y que, en principio, lo iba a privar de jugar en este semestre. Pero si por estas horas el cuerpo técnico de River tiene una pequeña esperanza de poder ver a Milton Casco para afrontar la Recopa Sudamericana frente a Atlético Paranaense, los últimos choques antes del receso, es porque son optimistas con la evolución del entrerriano, operado de la clavícula derecha a finales de febrero y ya haciendo laburos diferenciados.

Justo cuando había alcanzado su mejor nivel en River y vivía una luna de miel con el hincha, el lateral izquierdo sufrió esa increíble caída en el Monumental, a los 13 segundos del partido con San Martín de Tucumán, que lo obligó a parar y pasar por el quirófano el 27/2. Un golpazo que no sólo lo sufrió él sino que también lo sintió como propio Marcelo Gallardo. Claro, es que justo en esa posición no tiene recambio claro, al punto que a veces tiene que apelar al polifuncional Camilo Mayada y otras se ve obligado a modificar el sistema táctico. Sí, Casco se transformó en una pieza importante en el andamiaje del equipo y por eso mismo es que el cuerpo técnico sigue muy de cerca su evolución. ¿Y a qué le apuntan? A que llegue en condiciones de disputar la ida de la Recopa en Brasil, el 21/5. Y a casi un mes de la operación, el defensor ya realiza algunas tareas diferenciadas junto al plantel, por lo que la esperanza está…

Además, como la zona afectada es del tren superior y no inferior, Milton tiene la posibilidad de realizar bicicleta y también realizar trabajos de piernas, siempre supervisados por los médicos del plantel. Es decir que todavía con dos meses por delante, Casco se hace la cabeza con poder ser parte de otra definición copera, las que más le gustan a él y a todo River. Será cuestión de cruzar los dedos, trabajar con criterio y esperar. ¿Se recopará?

Fuente Ole