En una entrevista a una radio española, Oscar Ruggeri, exjugador argentino multicampeón con la selección argentina, confesó una triste anecdota cuando fue transferido desde Boca Juniors a River Plate, en 1985.

“Jugué en River y Boca y lo pasé muy bien en los dos equipos; pero cuando pasé de Boca a River me quemaron la casa con mis padres dentro. Cuando me quemaron la casa me fui a ver al jefe de los Barra Brava de Boca, lo encaré porque él lo controlaba todo y le dije que era lo último que iba a soportar”.

Ruggeri – Gareca

“Los Barra Brava te piden cosas cuando eres jugador y tienes miedo porque te amenazan con hacerle algo a tu familia…” agregó sobre este delicado tema que puso a la definición de la Copa Libertadores fuera de Argentina.

Fuente: Bitbol