¿Lo llamara Roman? «Estamos pendientes del teléfono si llaman de Boca»

0
79

El exdefensor del Xeneize, ahora en Osasuna, no ocultó sus ganas de regresar al Xeneize y recordó su salida en 2012: «Me quedó la espina de no jugar la final de la Copa».

Después de lo que fue la larga e infructuosa negociación con Mauricio Isla durante el pasado mercado de pases, Boca se tuvo que conformar con lo que tenía en el plantel para cubrir el lateral derecho. Sin embargo, con un Julio Buffarini que parece que no continuará en el club más allá de junio de 2021, un exjugador del Xeneize se candidateó: Facundo Roncaglia.

Villa seguirá sin jugar en Boca a pesar del gol y el «permiso» de Daniela Cortés
«Estamos pendientes del teléfono para ver si me llaman de Boca. No les cierro las puertas nunca. Uno siempre tiene la ilusión, porque me quedó la espina de no poder jugar la final de la Libertadores 2012», sostuvo el actual futbolista de Osasuna en diálogo con ESPN.

Aquella final a la que hace mención el defensor es la que el club de la Ribera perdió ante Corinthians, con Julio Falcioni como entrenador. Ese duelo con el conjunto brasileño, además de haber decretado el final de la carrera de Juan Román Riquelme en Boca, contó con el añadido de que Roncaglia -que llegaba como el lateral derecho titular- no jugó porque estaba en medio de una disputa contractual con el presidente, Daniel Angelici.

Más allá de ese momento que terminó con el jugador pasando a Fiorentina en condición de libre, lo cierto es que el futbolista de 33 años supo ser compañero de Riquelme y además debutó con Miguel Ángel Russo como entrenador. Esos datos, sumados a que su vínculo con Osasuna termina en junio del año próximo, el futuro de Roncaglia podría estar en Brandsen 805. ¿Lo llamará Román?

Fuente Ole

Publicidad