«Lo del club de amigos y todo lo que dijeron son puras mentiras»

0
99

El arquero de Estudiantes recordó su etapa en la Selección Argentina y las críticas al grupo de futbolistas. «Te duele, te llega, genera malestar», dijo.

Mariano Andújar, arquero de Estudiantes, recordó su paso por la Selección Argentina (fue parte del plantel subcampeón en el Mundial de Brasil 2014 y las Copas América de 2015 y 2016), y las críticas que recibió el grupo de futbolistas por el «club de amigos».

«No creo que hayan dicho una sola verdad. Lo del club de amigos, que ponían y sacaban jugadores, todo lo que dijeron son puras mentiras. Que este le dice que haga un cambio, que el otro no quiere jugar con tal compañero. Todas mentiras. Y se fueron verificando con el paso del tiempo», expresó el futbolista en una entrevista con Clarín.

«Primero decían que Messi no quería a Higuaín y jugó con Higuaín; después que no quería a Icardi y a Icardi lo citaron. Después que Éver Banega no puede quedar afuera del Mundial porque es amigo… Y se quedó afuera. Que Sabella va a llevar a José Sosa porque lo conoce de Estudiantes… Sosa no fue. Que sacan y ponen técnicos. Yo me acuerdo bien que Martino se fue porque no le daban a los jugadores para los Juegos Olímpicos, me lo acuerdo bien, eh (…) Las críticas deportivas se aceptan, se pueden compartir o no. Si a vos no te gusta cómo atajo yo o cómo ataja Romero o Andrada es aceptable. Pero que digas que yo voy a la Selección porque soy amigo de otro, ahí no», agregó.

Andújar asegura que toda la situación «te duele, te llega, genera malestar». Y recordó su experiencia personal: «Que te llame tu mamá y te diga que en la televisión están diciendo tal cosa o que un amigo te pregunte por algo que salió en las redes sociales. ¿Y qué hacés? ¿Le decís que no mire más, que es todo mentira? Lo hacés una vez, dos veces… Es difícil cambiarlo. Encima con las redes sociales se va agigantando todo. Es así, hay que aceptarlo o cambiar de profesión».

Respecto del subcampeonato del Mundial de Brasil 2014, afirmó. «Fue una oportunidad única. Pero es muy difícil llegar a una final y hacerlo como lo hizo Argentina. Es una lástima. Es un dolor enorme que dura en el tiempo. Cuando hablamos con Javier (Mascherano) lo pensamos. Y es un dolor que está ahí constante, que no se va», dijo.

«Se formó un grupo que disfrutaba estar junto, de jugar al truco, de tomar mates. Ya era distinto, ya éramos más grandes, todos padres de familia, un plantel consolidado. Lo que más rescato es eso, la unión del grupo, las ganas de disfrutar el día a día», sentenció.

Fuente TyC sports

Publicidad