Lionel Messi amenaza un récord histórico de Pelé

0
23

El capitán del FC Barcelona está a menos de diez goles de batir una marca que ostenta el brasileño desde hace cinco décadas. En el partido contra el Bayern Múnich en el Final 8 de la Champions League buscará dar un paso más rumbo a ese logro

A pesar de estar transitando su última etapa dentro del fútbol profesional de élite, Lionel Messi demuestra temporada a temporada que para él los años no pasan. Sin ir más lejos, en esta edición del campeonato español alzó por séptima vez el Trofeo Pichichi de La Liga al proclamarse como el máximo anotador con 25 goles, por delante de Karim Benzema.

Un trofeo que lo ubicó como el único jugador en la historia en conseguirlo en siete ocasiones. Por detrás ya quedó Telmo Zarra con seis. En esta edición también superó los 700 goles en su carrera ubicándose en el “selecto Grupo de los 7”.

Sin embargo, el astro argentino todavía tiene tela para cortar e históricos récords por batir: uno de ellos es el de convertirse en el jugador con más goles en la historia de un solo club, una marca de la que se adueñó Edson Arantes do Nascimiento, más conocido como Pelé, y que mantiene desde hace más de cinco décadas.

Es que Lionel Messi, con el tanto que consiguió frente al Napoli por los octavos de final de la Champions League, alcanzó los 634 gritos y quedó a tan sólo nueve de los 643 del mítico atacante brasileño. Este viernes, en su estreno en el Final 8 contra el Bayern Múnich, podría recortar distancias y, de continuar en el torneo más importante de Europa, seguir acercándose a esa cifra para tenerlo a tiro de cara a lo que viene.

Si bien será una misión casi imposible de lograrlo en esta recta final de la temporada, un buen cierre de Champions le permitiría quedar a unos pocos pasos de dar otro salto más en los libros de historia. Hasta el momento, sus cifras con el club Blaugrana según informa el sitio oficial son: 730 partidos, 634 goles y 276 asistencias.

La alta vara que dejó O Rei fue con el Santos de Brasil en las décadas del 50, 60 y 70, adonde jugó buena parte de su vida antes de partir al Cosmos de Nueva York, en donde transitó los últimos años de su carrera.

Hasta el momento, La Pulga se reparte los 634 goles en: 444 en la Liga, 115 en la Champions, 53 en la Copa del Rey, 14 en la Supercopa de España, 5 en el Mundial Clubs y 3 en la Supercopa de Europa, a lo largo de sus 15 temporadas como culé.

“Con Leo Messi sobran los comentarios. Incansable, maravilloso y brillante. Es lindo verte jugar. Bienvenido al club de los 700 goles ¡Gracias por el espectáculo”. Fue el mensaje que le envió Pelé al rosarino después de que alcanzara dicha cantidad en el último cruce por liga frente al Atlético de Madrid. A los festejos con la camiseta azulgrana hay que sumarle los 70 en 168 encuentros con la albiceleste.

Pero estos nueve goles, a los que llegará fácilmente (si todo marcha en los carriles normales lo hará en el arranque de la siguiente temporada) son sólo una de las preocupaciones del histórico futbolista brasileño, ya que el argentino podría arrebatarle otro récord antes de poner fin a su carrera profesional.

En ese laureado grupo de “los 7”, con 767 goles a lo largo de su etapa como futbolista, Pelé se encuentra en el tercer escalón por detrás de su compatriota Romario (772). Teniendo en cuenta que el promedio goleador de Messi en las últimas temporadas es de casi 40 goles por año (entre la selección y las distintas competencias con el Barcelona), todo parece indicar que podría superarlo.

Leo seguramente lamentó no haberse podido apropiar de la Bota de Oro séptima vez en su carrera al quedar lejos de la batalla que finalmente proclamó al italiano Ciro Immobile. Sin embargo, en su camino está por delante la obsesión de seguir escalando en el famoso Grupo de los 7 que lidera Josef Bican con 805 tantos, seguido por Romario (772), Pelé (767), Ferenc Puskas (746) y Gerd Müller (735).

Independientemente de ser un futbolista acostumbrado a quebrar marcas individuales, el atacante argentino de 33 años reiteró en muchas ocasiones que ese no es su objetivo personal: “Yo prefiero ganar algo importante con la Selección, aunque sea con un gol en contra del equipo rival. No me interesan los récords, aunque ahí están, pero eso no te hace ganar títulos”, reconoció ante la revista El Gráfico en el 2016.

Con una sutileza, Lionel Messi gritó su gol N° 700 y se unió al selecto “grupo de los 7″: su lugar en la línea de tiempo de las leyendas del fútbol

Fuente Infobae

Publicidad