Liberman los destrozo: «¿Desde cuándo De Paul y Paredes son Simeone y Redondo?»

0
133

El periodista no quedó conforme con el rendimiento ante Ecuador y aseguró que a muchos jugadores todavía «les falta un golpe de horno».

La Selección argentina derrotó 1-0 a Ecuador en el inicio de las Eliminatorias pero lo único rescatable del debut del equipo de Lionel Scaloni fue el triunfo porque desde el juego sin dudas quedó en deuda y ganó gracias a un penal polémico que Lionel Messi cambió por gol y aunque no sufrió, tendrá que mejorar mucho de cara al duelo ante Bolivia que tendrá la complicación extra los 3600 metros de altura de La Paz.

Tras el partido del jueves en la Bombonera, uno de los principales apuntados fue el DT por cómo paró al equipo pero Martín Liberman fue un poco más allá y en su análisis en La Oral Deportiva cuestionó a Rodrigo De Paul y a Leandro Paredes, dos jugadores que parecen haberse ganado un lugar desde la llegada de Scaloni pero que ante Ecuador no tuvieron una buena noche y en muchos momentos se superpusieron más de lo que se complementaron: «Parecen intocables y no entiendo porqué. ¿Desde cuándo son Simeone y Redondo? Hay una parte de la historia que me perdí», opinó el periodista con su habitual sagacidad.

https://www.youtube.com/watch?v=oA19jCx4ej8

Y agregó: «Fue un partido para que los dos salieran, entregaron muy mal la pelota. De Paul además en el afán de corregir las imprecisiones, cometió muchas infracciones. Paredes pateó dos córners en el segundo tiempo y ninguno fue por arriba de la línea de la rodilla. Un partido que requería otra cosa y no tuvo la astucia, la dinámica y la picardía del técnico para corregir. Me pareció que estaba todo dado para que entrara el Papu Gómez a los 10 minutos del segundo tiempo».

https://www.youtube.com/watch?v=oA19jCx4ej8

Sobre el eje del mediocampo tan criticado por la prensa especializada aunque los cuestionamientos incluyen al DT por su planteo y por la función y posición que le dio a cada uno dentro del campo, Liberman sostuvo: «Hay partidos donde son complementarios y pueden jugar bien pero hay otros que no. El equipo sufre cuando ellos no tienen la pelota y son llamados a ese otro juego en el que carecen de algunas habilidades. Claramente, los dos son más de salida que de contención. Ojalá que el DT se dé cuenta que falló su plan aunque le alcanzó para conseguir los tres puntos tiene mucho para corregir de cara al partido del martes ante Bolivia en La Paz».

«Tenemos un buen equipo, más no la potencia que creemos ser. Hay grandes figuras pero a muchos todavía les falta un golpe de horno», cerró Liberman.

Fuente 442

Publicidad