Lavezzi donó cinco millones en alimentos para su ciudad natal

0
232
©PHOTOPQR/LE PARISIEN ; PARC DES PRINCES PSG / VALENCE 8 EME DE FINALE RETOUR DE LA LIGUE DES CHAMPIONS but et joie de lavezzi

Un gesto ejemplar del ex delantero de Argentina: son 7.500 bolsones de comida que serán repartidos entre los sectores de vulnerabilidad social.

Lavezzi, en una foto que subió días atrás a su cuenta de Instagram.

Ezequiel Lavezzi donó cinco millones de pesos en alimentos a personas en situación de vulnerabilidad social de la ciudad santafesina de Villa Gobernador Gálvez, donde nació, para que puedan paliar los efectos de la crisis económica derivada del coronavirus.

«El miércoles me llamó Ezequiel y me dijo que quiere darle una mano a la gente del barrio: ‘fijate porque quiero donar cinco millones'», contó hoy a Télam Diego Lavezzi, de 44 años, presidente del Club Coronel Aguirre y quien maneja los emprendimientos al ex atacante de PSG y Napoli.

«Eran las 3 de la mañana y ya no pude dormir. Al otro día hablé con el (empresario Lucio Di Santo) de (el supermercado mayorista) Micropack y con el intendente (Alberto Ricci) porque no queremos que esta donación de Ezequiel sea utilizada políticamente», añadió.

La donación consiste en 7.500 bolsones de alimentos, que constan de aceite, fideos, arroz, galletitas, leche en polvo, azúcar, puré de tomates y yerba, que la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez se encargará de repartir el próximo fin de semana entre los sectores vulnerables afectados por la pandemia de coronavirus.

«Hacemos esto público porque no queremos que sea utilizado, en (el Club Coronel) Aguirre hicimos la obra más importante de Gálvez con el estadio, donde le damos trabajo como albañiles a un montón de pibes, y a 20 de ellos les conseguimos trabajo en la Municipalidad», siguió el hermano mayor del jugador.

Lavezzi, de 34 años, retirado de la actividad la temporada pasada, se enteró por un grupo de WhatsApp que muchos de sus amigos y vecinos la están pasando mal económicamente en la cuarentena y por eso decidió darles una mano. «El problema de los pibes es que trabajan en changas, la mayoría de albañiles, y ahora con la cuarentena del coronavirus se quedaron sin nada, por eso algunos trabajan en el club y otros en la Municipalidad, pero ahora muchos se quedaron sin esa moneda diaria», abundó

Fuente Ole.

Publicidad