Las medidas para transformar a Boca en una institución Europea que nadie en Sudamérica las hace

0
635

El manager “xeneize” intenta instalar costumbres que rigen al fútbol europeo e internacional de elite

Alfaro y Burdisso tienen contacto diario por la evolución del equipo (Foto: @BocaJrsOficial)



A casi tres meses de haber asumido como director deportivo de Boca, Nicolás Burdisso muestra la impronta europea que adquirió después de militar 15 años en el Viejo Continente.

Nacido en la cantera xeneize y habiendo ganado varios títulos durante las cinco temporadas en las que se inició en el club, conoce a la perfección lo que demanda el Mundo Boca pero también mecha algunas costumbres que vienen del otro lado del Atlántico y se volvieron habituales a nivel internacional, incluso en las ligas más importantes y en los mundiales.


Sin lugar a dudas, las declaraciones realizadas por Carlos Tevez hace algunas semanas fueron el detonante para darle lugar a una nueva bajada de línea. Burdisso reveló haber tenido una charla con el referente y más experimentado jugador del plantel conducido por Gustavo Alfaro y, si bien reconoció que cada protagonista es dueño de su palabra, también advirtió que debían optimizar la comunicación en todos sus niveles.

Los futbolistas de Boca ya no cuentan con la libertad de hablar con el medio que deseen en el momento que deseen, sino que están regidos por un sistema comunicacional similar al de los grandes equipos europeos y en Copas del Mundo. Se cortaron de raíz las entrevistas con periodistas amigos o cercanos.

De ahora en más, las rondas de notas por parte de los miembros del plantel serán a principios de semana (lunes o martes, dependiendo de la agenda de turno) y ya no saldrán al aire los miércoles, jueves y/o viernes, a excepción del entrenador, Gustavo Alfaro, en la clásica conferencia previa a cada compromiso (generalmente con 48 horas de anticipación).

La
Las conferencias en ronda y entrevistas individuales se llevarán a cabo cada 40 ó 45 días y luego los jugadores serán guardados por una determinada cantidad de tiempo. Además, se recalcó la moderación en cada una de las declaraciones.

El modelo es parecido al que empleó River hace algún tiempo y toma esa forma debido a la enorme demanda periodística “imposible de satisfacer”, según argumentaron voces oficiales de la institución de la Ribera. Y apunta a cuidar la imagen del club: se intentará evitar el diálogo con la prensa en los aeropuertos previo o posterior a un viaje o durante un estudio médico.

Lentamente, Burdisso desarrolla una europeización en el club que no terminará solamente con esto. Por ejemplo, hay pesajes semanales obligatorios para controlar el estado físico de cada uno de los componentes del plantel.

Entiende que para elevarse a la altura de los equipos más grandes del mundo hay que estar en todos los detalles y próximamente se vislumbrarán nuevos matices de este estilo en el día a día.

Fuente Infobae