Las dos figuras de River que se compraron la replica de la Libertadores para besarla y no olvidarse de la final con Boca

0
335
River Campeon: Foto OLE

La obsesión Libertadores en casa
Scocco y Nacho Fernández compraron una réplica de la Libertadores para besarla día a día y compartirla con la familia y amigos.

Ignacio Scocco brindando con La Copa Libertadores

Como los nenes que reciben su primera pelota de cuero, y no la sueltan ni para dormir. Así pasan sus vacaciones los dos Nacho del River campeón de América. Pero lo que acarician, tocan y besan constantemente estos campeones es la Copa que le ganaron a Boca en el Santiago Bernabéu el inolvidable 9/12/2018.

Es más, Scocco y Fernández están tan felices que compartieron su alegría en las redes sociales para que los hinchas de la Banda entiendan que ellos, los jugadores, disfrutaron este título histórico de la misma forma (o más) que los fanáticos del club. Porque la Libertadores ya no es sólo una obsesión. Es una devoción, y el mayor orgullo. Por eso, el goleador y el volante zurdo se compraron una réplica del trofeo para tenerla en la mesita de luz.

Publicidad

Es probable que la dirigencia de River, además, les obsequie una copia de la Libertadores a cada uno de los integrantes del plantel que levantó la segunda de la presidencia de de Rodolfo D’Onofrio, pero el delantero de Hughes que estuvo ausente por lesión en las dos finales contra Boca no quiso esperar ese presente para tener entre sus manos el chiche con el que soñó desde que empezó a patear y que vislumbró admirando a Francescoli y Ortega, entre tantos, en la década del 90.

Y si el Nacho santafecino cerró el 2018 y abrió el 2019 con una copa de champagne en su mano derecha y la pequeña Libertadores en su izquierda, algo similar sucedió con el flaco ex Gimnasia, que se llevó la Copa a Dudignac (en el interior de Buenos Aires) para disfrutarla junto a su numerosa familia pese a que él aún no tiene hijos con su esposa Juliana.

La réplica exacta de la Libertadores (idéntica en peso y tamaño) cuesta entre 30 y 50 mil pesos en diferentes sitios de Internet. Aunque para los Nacho no tiene precio tenerla en casa. Para toda la vida.

Fuente Ole