La respuesta tajante de el consejo de fútbol que maneja Riquelme a Villa por sus reclamos

0
89

La respuesta del Consejo de Román al enojo de Villa
El delantero tomó la decisión de no jugar más en Boca y pretende ser vendido. Pero en el club aseguran que el colombiano no tiene derecho “al pataleo”, ratifican la sanción deportiva y también tienen una postura clara sobre la chance de que sea transferido. Mirá…

Riquelme ya le bajó el pulgar a Villa. Ameal se desligó de la decisión.

Para simplificarlo de alguna manera, pasó de héroe a Villa…no. Sí, el colombiano fue una de las figuras del equipo campeón de Russo, pero rápidamente ese momento de felicidad se convirtió en una sucesión de conflictos que no parecen terminar. El delantero arrancó la cuarentena con una denuncia por violencia de género en su contra y, partir de esa causa aún en proceso, siguió todo lo demás. Desmentida por Covid positivo, actitudes que puertas adentro no gustaron, discusiones contractuales, transferencias rechazadas, una sanción que le impide ser parte del equipo hasta que la Justicia se expida sobre su caso y el último foco explosivo: la decisión del delantero de no jugar más en Boca. Ahora bien, ¿cuál es la postura de Riquelme y su Consejo ante este escenario?

Por lo pronto, como publicó Olé, Villa ya le comunicó esa determinación tanto a Miguel Russo como a Marcelo Delgado, mano derecha de Román. Es decir, las partes involucradas directamente en esta historia. Pero esa situación no alteró la posición del Consejo sobre el delantero. Como primera medida, aunque no hubo comunicación oficial del club (el presidente Ameal se desligó públicamente de esa decisión), la sanción deportiva sobre el jugador es inalterable: el colombiano no representará a Boca hasta que la Justicia resuelva su situación con respecto a la denuncia que le hizo su ex pareja, Daniela Cortés.

Después, la consecuencia directa a esta decisión del colombiano de no jugar más en Boca es el pedido de ser transferido. Y ahí, en el Consejo aseguran que eso sólo será posible en el caso de que exista una oferta que le cierre económicamente al club. Por lo pronto, todas las propuestas que fueron rechazadas, incluso la última de Atlético Mineiro (la más firme de todas: cuatro millones de dólares por el 50% del pase a pagar en dos cuotas), tuvieron el mismo motivo: se analizaron como insuficientes.

Por lo demás, en Boca consideran que Villa podrá «patalear» y enojarse todo lo que quiera, que su realidad no va a cambiar. Y que, justamente, fue el propio jugador quien se puso en esta situación complicada. «El se metió en ese lío y por lo tanto, no está en condiciones de reclamarle nada a nadie ni de culpar a nadie por nada. Además, se trata de un tema muy delicado», señalan desde el Consejo, lo que marca que la relación entre el delantero y Riquelme y su equipo está rota.

Villa, mientras tanto, estalló porque siente que en el club «lo están boludeando», asegura que Boca no lo deja jugar por su situación judicial pero tampoco lo deja partir y que la sanción deportiva, incluso, llegó después de que su defensa pidiera (en vano) un permiso en la Justicia para poder salir del país a disputar la Copa Libertadores. «¿Por qué no se lo dijeron antes? ¿Por qué no lo dejan pasar a otro club por la misma plata que sí se fue Bebelo Reynoso a la MLS? ¿Por qué rechazan la oferta del Mineiro diciendo que están contentos con él futbolísticamente cuando no lo van a usar?», es el reclamo que llega desde el entorno del jugador.

Pero lo que está claro es que Boca no lo va a «regalar» por más que no lo pueda utilizar. «Si se tiene que quedar sin jugar hasta que la Justicia se expida, se quedará», sostienen. En ese sentido, aseguran que como primera medida que la cotización de Villa no es la misma que la de Bebelo y, por otra parte, le suman un detalle que entra en juego: el club tiene el 70% de la ficha del colombiano (el otro 30% le corresponde al Tolima). Por lo tanto, cualquier oferta como la del Mineiro por la mitad del pase debe ser compartida de acuerdo a esos porcentajes y eso la hace perder valor.

Por todo, más que nunca, el futuro del colombiano en Boca asoma complejo en todos los sentidos y sólo una transferencia que le cierre al club asoma, por ahora, como la única solución posible…

Fuente Ole

Publicidad