La imperdible anécdota de Brian Sarmiento con insulto de Román que hizo morir de risa a todos en PH

0
284

El futbolista reveló una imperdible historia que terminó con Riquelme diciéndole que se meta “la camiseta en el culo”. Mirá.

Brian Sarmiento y una gran anécdota con Riquelme.

Brian Sarmiento suele declararse confeso fanático de Juan Román Riquelme​ en cada oportunidad que puede. Y en la noche de sábado de Podemos Hablar, el programa de Andy Kusnetzoff, aprovechó para revivir una anécdota con el ahora dirigente de Boca de la única vez que le tocó enfrentarlo dentro de una cancha.

El famoso encuentro sucedió en 2013 por los octavos de final de la Copa Argentina, y terminó siendo victoria para All Boys por 3-1 sobre el Xeneize, con Sarmiento convirtiendo el último gol del equipo de Floresta. «Yo estaba por salir a la cancha y estaba nervioso porque lo quería ver a Román. Ya en la fila para entrar a la cancha me puse lo más cerca posible, él estaba primero porque era el capitán y yo estaba segundo», arrancó el volante.

Siguiendo con la anécdota, Brian se entonó y continuó: «Empezamos a jugar y era uno de esos días que te salen todas, tocaba la pelota de acá para allá, estaba contento, había hecho mis necesidades. Todo perfecto, calzoncillo rojo, la media cortadita. Íbamos ganando 2-0 y en el segundo tiempo ya Román empezó a jugar con sus virtudes, tiene experiencia, habla con los árbitros y lo respetan. Empezó a putearlo al árbitro y le decía ‘empezá a cobrar para nosotros. Cobrá bien, no te hagas el boludo’. Y Pitana empezó a cobrar todo para Boca y de a poco nos metían dentro del arco. Entonces en un tiro libre me acerco y le digo ‘Pitana dejá de romper los huevos, estás cobrando todo para ellos’ y Román al lado me dice ‘cerrá el orto pendejo’. Lo miro y le digo: ‘Román yo no te estoy puteando. ¿Por qué me tratás así?’ Y me dice ‘bueno, cerrá el orto y andá para allá’. Y ahí lo miro y le digo ‘Román, chupame bien la…”.

Para rematar contó que todo le salió bien en cuanto a lo deportivo, pero despertó las risas de todos los que estaban en el piso cuando sentenció cómo terminó su idea de conseguir la camiseta de Román: «Conclusión: nos meten el 2-1 pero yo hago el tercero y me eligen figura del partido. Todos mis compañeros contentos pero yo entro al vestuario y me sentía mal. Yo quería cambiar la camiseta con Riquelme y lo mandé al utilero. Estaban todos festejando y yo nervioso esperando. Al rato le veo venir de vuelta con mi camiseta: ‘dice que te la metás en el culo’. Después no lo vi nunca más. Es un ídolo, es un fenómeno».

Fuente Ole

Publicidad