La fiesta más increíble de Ronaldo llena de mujeres en una masion, previa a un partido con River

0
162

El exdelantero brasileño, reconocido por su gran nivel dentro de la cancha como por sus celebraciones, recordó un cumpleaños que pasó a la historia, un día antes de enfrentarse al Millonario.

El exdelantero brasileño Ronaldo es casi tan conocido por su extraordinario nivel demostrado dentro de la cancha, para muchos es el mejor centrodelantero de la historia, como por sus impresionantes fiestas a todo trapo.

«Hay mucho más una leyenda alrededor mío de lo que era realmente. Alguna vez hice una fiesta de más, pero no era así. Siempre fui muy responsable, siempre intentaba no perjudicar mi físico, mi cuerpo. Después de los partidos ganados sí que me gustaba celebrar. Y como ganábamos siempre…», dijo en una entrevista con Jorge Valdano.

Sin embargo, también contó que hubo un cumpleaños de él que pasó a la historia por todo lo que pasó. Fue en 2003, cuando Ronie celebraba su 27mo cumpleaños. No lo pudo celebrar el 18 de septiembre debido a que era jueves en la previa de Real Madrid ante Málaga como visitante por la cuarta fecha de La Liga, pero una vez terminado el partido, con victoria Merengue 3-1 con gol de Ronaldo incluido, comenzó el descontrol.

El gordo se trasladó desde Andalucía hasta su casa en la capital española en avión, donde se descorcharon algunos champagnes. El 22 por la noche, finalmente se llevó a cabo la gran fiesta en la mansión de Ronaldo, que hoy pertenece a Sergio Ramos. Todos los Galácticos fueron invitados, Zinedine Zidane, Roberto Carlos, Luis Figo, David Beckham, entre otros, incluso el argentino Santiago Solari.

La gran mayoría de los invitados fue sin sus parejas, incluso la esposa del brasileño tampoco estuvo presente, ya que se encontraba con la Selección Femenina de Brasil. «Yo estuve en la fiesta de cumpleaños con mi mujer y cuando empezaron a aparecer autobuses de señoritas mi mujer me dijo que fuéramos a casa. A Figo igual», declaró hace un tiempo Iván Helguera.

Lo que pasó dentro de esa casa es difícil saberlo. «¿Florentino Pérez mandó a su seguridad a la puerta de tu casa para controlar quién entra y quién sale?», preguntó Valdano. «Algunos entraban a la fiesta», respondió Ronaldo.

Lo sorprendente es que Real Madrid se enfrentaba al día siguiente a River, como aniversario de los 50 años del debut de Alfredo Di Stéfano en el Merengue. Ronaldo fue habilitado para faltar, pero algunos de los asistentes a la fiesta tuvieron que jugar. El conjunto español, pese a estar de resaca, se impuso por 3-1.

Fuente TyC Sports

Publicidad