La estrategia de Riquelme para cerrar la llegada de González a Boca sin poner un peso

0
93

Román esperó hasta que el mediocampista logre su rescisión con Racing para que pueda llegar libre al Xeneize. Hasta ayer, el único pretendiente formal era Lanús.

Luego de conocerse la noticia de que había rescindido su contrato con Racing, todo parecía indicar que el mediocampista central Diego González regresaría a Lanús. De hecho, hasta se aseguró que tenía todo acordado de palabra. Sin embargo, un llamado desde Boca habría cambió las circunstancias y el Pulpito se vestirá de Azul y Oro.

El mediocampista central negoció directamente con Juan Román Riquelme -vicepresidente segundo y cabeza del Consejo de Fútbol- y acordó su llegada a Boca en condición de libre con un contrato por dos años. Y de esto se desprende la estrategia del directivo del Xeneize para que el club no tenga que poner un peso: mantuvo las conversaciones en silencio, ya que si hubiesen trascendido en los medios posiblemente la Academia se habría negado a liberar al futbolista.

La negociación fue totalmente en secreto. Tan secreta que el futbolista se realizó los estudios médicos ayer y se sometió a unos estudios cardiológicos y al hisopado para sumarse a partir de mañana al equipo de Miguel Ángel Russo.

Es sabido que Boca no tiene suficiente recambio en el puesto de volante central. Tras las salidas de Iván Marcone al Elche y de Sebastián Pérez a Boavista, el único 5 natural que tiene en el plantel es Jorman Campuzano. De hecho, Nicolás Capaldo sería su reemplazante para el duelo ante Caracas por la Copa Libertadores, pero el joven futbolista tiene más despliegue que marca.

Ante esta situación, no sorprende que el Consejo de Fútbol Xeneize se haya fijado en González, futbolista que surgió en Lanús y que fue parte de los planteles campeones del Torneo Apertura 2007 y la Copa Sudamericana 2013 -torneo del que fue elegido como el mejor jugador-.

RIQUELME, EL ÍDOLO DEL PULPITO GONZÁLEZ
La carta que terminó de confirmar la llegada de Diego González a Boca parece tener nombre y apellido: Juan Román Riquelme, vicepresidente de Boca y uno de los ídolos del mediocampista central.

En sus redes sociales aparecen dos posteos directamente dedidados al ídolo Xeneize. Uno de ellos, con una frase del exfutbolista y otro directamente con una foto juntos y una frase elocuente: «Admiración y respeto».

i

Fuente TyC Sports

Publicidad