La especial relación de Gallardo con el utilero del equipo

0
51

El reconocido empleado del club Pichi Quiroga conoce al Muñeco desde que llegó a River y tiene un fuerte vínculo con el entrenador. “Me llama casi todos los días para saber cómo estoy”, contó.

Pichi Quiroga, utilero del Millo, le entregó una camiseta a Messi en la final del Mundial de Clubes de 2015.

El hombre nacido General Pico, La Pampa, trabaja en River desde de década del 70 y es un personaje entrañable ligado al fútbol del club desde la década del 90, aunque desde afuera de la cancha. Raúl Pichi Quiroga es el utilero histórico de River y amigo de muchos jugadores, entre ellos, Marcelo Gallardo. Hoy no forma parte del staff de trabajo del plantel porque integra el grupo de riesgo debido a que en breve cumplirá 65 años, aunque nunca perdió el contacto diario con el Muñeco. «Marcelo me llama todos los dias, o día por medio, para preguntarme cómo estoy. Es el mismo que cuando era chico y yo conocí cuando trabaja en Seguridad del club y él empezaba a jugar en las Inferiores», recuerda Pichi, quien lógicamente extraña compartir la ronda de mates con los jugadores en el vestuario mientras les reparte la pilcha.

Pichi Quiroga se cansó de dar vueltas olímpicas con los jugadores de River, ya que también fue el utilero del glorioso equipo de Ramón Díaz. Sólo durante la presidencia de Daniel Passarella dejó esa función. «Fue muy duro para mí cuando me mandó a trabajar al predio de Ezeiza, porque eso me alejó de los jugadores y con ellos somos como una familia», explicó en una nota con River Monumental.

Además de explicar el cariño que siente por Gallardo, Pichi contó que siempre tuvo una radio como cábala para escuchar los partidos en el vestuario. «Ahora la tengo sin pilas pera la llevo igual, jaja», dijo este fiel obrero que empezó a trabajar en el club a los 20 años y hoy está a punto de jubilarse. Es más, ha pasado tan poco tiempo en las calles de su barrio que «hoy cuando camino por la calle me doy cuenta de que los vecinos no me conocen: pasé toda mi vida en River». Y, contrariamente a lo que la mayoría piensa por la función que cumple, Quiroga explicó que «no tengo muchas camisetas guardadas. No las colecciono. Solamente guardo las que me regalan y me dedican los muchachos». Claro que, obviamente, entre esas reliquias de la Banda que tiene hay varias con el dorsal número 10 y el apellido Gallardo, un gran amigo pese a ser su jefe desde hace más de seis años.

Fuente Ole

Publicidad