La cocinera de Maradona reveló detalles sobre las últimas horas del Diez

0
29

Romina Rodríguez contó cómo fueron los momentos previos al fallecimiento del astro, desmintió versiones oficiales y relató la “locura” que fue aquel 25 de noviembre.

Amás de dos meses del fallecimiento de Diego Armando Maradona, las investigaciones entorno a su deceso siguen desarrollándose en el ámbito judicial, con el objetivo de finalmente alcanzar certezas dentro de tanta incertidumbre. Ahora, quien se pronunció y rompió el silencio fue la cocinera del Diez, quien compartió junto a él, en la casa de San Andrés (partido de Tigre), las horas previas a su muerte.

Publicidad

Romina Milagros Rodríguez, denominada como la “Monona” por el astro, habló en América y no sólo reveló detalles de los momentos que antecedieron a la partida de Maradona, sino que también desmintió versiones oficiales.

“Lo último que hablé con él fue a la noche. Fui y me dijo que no quería comer, entonces le dije que al menos le hacía unos sanguchitos y un té. Dicen que no comió, pero es mentira, comió un sándwich porque yo los contaba para ver si comía o no. Había cinco, así que uno se lo comió Diego, es mentira que no comió”, contó la cocinera.

El video viral de Diego Maradona entrenándose: tacos y música de fondo

En ese sentido, Monona, que conocía la intimidad de Maradona, relató el momento en el que intentaron reanimar al Diego: “Ese día fue mucha locura. Yo cuando lo vi a él, ya había fallecido. Me acuerdo del conteo, que no quiero ni acordarme. Decían ‘1, 2, 3, vamos’, contaba la enfermera cuando le hacía RCP”.

Maradona y la relación con sus hijos y exparejas
A lo largo de la entrevista, Monona también brindó detalles del vínculo que Maradona mantuvo con sus hijas y diferenció el trato que el Diez tenía con Jana con respecto al que tenía con Dalma y Gianinna. «Las hijas siempre estuvieron. Gianinna, cuando la llamaba, estaba. Con Jana era otro vínculo, no era lo mismo que con las otras. Era paternal pero no tan pegado como con los otros chicos. Eran todos iguales pero era distinto. Dalma también, pero se hablaba mucho por teléfono»:

Por otro lado, con respecto a sus dos últimas parejas, aseguró que no existieron rencores tras las separaciones: «Rocío Oliva no fue más a la casa pero terminaron bien. Después empezó a ir más Verónica (Ojeda) con Dieguito (Fernando) y lo adoraba. Entraba el nene y le cambiaba el humor. A lo último se llevaba re bien, un lazo hermoso tuvo con su hijo. Jugaban en el patio».

Los «viejos compañeros» que jamás vio y los «de México» que lo visitaron
«A los viejos compañeros que se hacen los grandes amigos jamás los vi. Los que sí estaban eran los de (Gimnasia) La Plata, sus jugadores… Los de México sí, pero los demás puro bla, bla. Eso me indigna. Todos decían: ‘Soy amigo de Diego’. Muchos hablan pero nadie estuvo. Se hacen los amigos, llorando en el velatorio. Todo mentira».

ASÍ ESTÁ LA INVESTIGACIÓN DE LA MUERTE DE MARADONA
La Justicia está investigando la muerte de Maradona bajo la carátula de Homicidio culposo y semanas atrás, luego de un allanamiento, se comenzó a indagar a Leopoldo Luque, quien fuera el médico personal de Diego Armando Maradona, por una presunta falsificación de la firma del Diez para pedir una historia clínica en la Clínica Olivos con fecha del 1° de septiembre de 2020. El viernes pasado, la Asesoría Pericial de la Procuración confirmó dicha falsificación y al doctor le caería una pena de entre seis meses y dos años en prisión.

Mientras tanto, los fiscales trabajan para saber si efectivamente el pedido se hizo y si la solicitud se mandó a la Clínica. Si finalmente la carta no se envió, habrá que ver qué determinación se toma sobre Luque ya que al no tratarse de un documento que se hizo público la Justicia deberá comprobar si sacó algún rédito con su firma o no.

Fuente TyC Sporyts

Publicidad