La alegría de Salvio y su familia: “Soy de Boca desde chiquito, no iría nunca a River”

0
31

El Toto habló en Estudio Fútbol acompañado de Eduardo, su padre, y Tota, su madre. “Iba con mi mamá en el colectivo 33 a la tercera bandeja, arriba de La 12”, dijo el jugador sobre su infancia.

Eduardo Salvio compartió un lindo momento familiar en Estudio Fútbol. Mientras era entrevistado, Eduardo, su padre, y Tota, su madre, seguían de cerca las palabras de su hijo detrás de cámara. Hasta que se animaron a participar y contar sus sensaciones del momento que están viviendo.

Salvio no dudó en reafirmar su sentimiento. “Soy de Boca desde chiquito, no iría nunca a jugar a River. Nunca hubo interés de River pero en mi familia todos saben que soy de Boca desde chiquito y no iría a jugar a River. Si hubiese tenido una propuesta directamente me quedaba en Europa. Hace dos años tuve la posibilidad de venir a Boca pero pensé que no era el momento. Esta vez no la podía dejar pasar por es única de vestir estos colores y llevar este escudo en el pecho”, sentenció el ex Lanús.

Para muchos desconocido, hubo un motivo que cambió los planes del flamante refuerzo de Boca: cuando le avisaron que su padre tenía cáncer de cólon. “Esas es una de las cosas por las que estoy acá. Me avisaron después de un derby contra el Sporting Lisboa y yo estaba llorando en un rincón del vestuario. Fue un momento dificilisimo para mi”, reconoció, y agregó: “Es impagable estar a 15 minutos de su casa, que todas las tardes venga a tomar mate conmigo y eso no se compara con nada. Ahora puedo estar cerca de ellos y estoy feliz”.

“Mi pedido era que regresara a Argentina porque él es argentino. La familia debe estar unida. Ya pasó su tiempo de mejorar sus recursos y era tiempo de volver. Boca es el club de mayor convocatoria del país y con la mayor hinchada”, expresó Eduardo, que es hincha de Independiente.

Con Tota es diferente. Es fanática de Boca y desde chico llevó a su hijo a la Bombonera. “Siempre dije que mi hijo iba a ser un gran jugador de fútbol y él me decía que yo deliraba. Cumplió su sueño de jugar en Europa, la Selección y ahora llegamos a la mitad más uno, más uno y más uno”, dijo entre risas.

El Toto, por su parte, añadió sobre los dichos de su madre: “Iba con ella en el colectivo 33 a la tercera bandeja, arriba de La 12”.

Fuente TyC Sports