La actitud de Miguel Russo que el Profe Córdoba no olvida ni perdona: «No tiene códigos»

0
106
  • Trabajaron juntos en Lanús y en Estudiantes en la década del ’90, se separaron en malos términos y hasta el día de hoy la relación está rota.
Russo enojado

Miguel Ángel Russo cuenta con el respeto y la admiración de todo el ambiente del fútbol argentino y al menos hasta hoy, su figura parecía inmaculada y de unánime aceptación y aprobación tanto por su trayectoria y capacidad como entrenador como por su entereza como persona, algo que quedó demostrado con las incontables muestras de afecto que recibió cuando le tocó atravesar y superar un cáncer de próstata en 2018.

Pero entre tanto cariño y elogio, apareció alguien que no guarda el mejor recuerdo del hoy DT de Boca y lo expresó públicamente. Se trata de Daniel «El Profe» Córdoba, antiguo preparador físico de Russo en sus experiencias en Lanús y Estudiantes a comienzos de la década del ’90 antes de lanzar su carrera como entrenador principal justamente en el Pincha.

«No es una persona de códigos. Yo por Miguel, tanto en Lanús como en Estudiantes, fui mucho más que preparador físico. Me encargaba de todos los trabajos que tenían que ver con pelota, fui quien se peleaba con él a la salida de los partidos cuando la gente alguna vez lo insultaba, fui quien renunció con él a la par de Estudiantes de La Plata y después me trató de traidor, fui quien alguna vez le pedí un sueldo de 5 mil dólares y una prima de 15 mil y esa prima no la vi nunca y los 5 mil que me había dicho que sí, fueron 3 mil», lanzó el ex DT de Colón en diálogo con Damián Iribarren por Radio La Red.

Verborrágico como en su mejor época, El Profe ahondó en detalles para explicar su crítica personal a Russo: «Por todo esto, creo que no es una persona que merezca la confianza pero evidentemente es la manera que hay que manejarse en el fútbol. Son más importantes las relaciones y por ahí caminar por izquierda que hacer las cosas bien y caminar por derecha».

Sin embargo, Córdoba asegura que no le guarda rencor y vivió con alegría los logros de Russo y con preocupación sus problemas de salud: «Para mí es todo pasado, incluso cuando ganó la Copa Libertadores con Boca lo saludé. Pero yo no puedo olvidarme que una persona que sabe que se le abren las puertas de tener una posibilidad como él sabía que a la larga o a la corta a mí se me iban a abrir
de ser técnico, me ponga piedras en el camino. Yo no soy así, yo te empujo para adelante, no para el fondo del abismo».

«Lo último que supe de él y no me puso bien es cuando tuvo la enfermedad y ahora me reconforta verlo bien, porque no le tengo
ningún tipo de rencor. No olvido ni perdono pero no soy de desearle el mal a la gente. No hay una persona en el mundo, ni del sexo masculino ni del sexo femenino, ni de mi vida personal ni de mi vida profesional, con la cual no pueda tomar un café», agregó El Profe y ojalá ese día llegue pronto entre dos hombres muy queridos y respetados.

Fuente 442

Publicidad