Inesperado: desde el gobierno avisaron cuándo puede volver el fútbol en Argentina

0
175

Eduardo López, infectólogo y asesor del gobierno nacional en la lucha contra el coronavirus, recomendó el regreso recién en diciembre.

Boca y River, los protagonistas del último campeonato.

Tras la disputa incompleta de la primera fecha de la Copa Superliga, el fútbol quedó totalmente suspendido en Argentina. Posteriormente, luego de varias semanas de cuarentena obligatoria, se determinó la cancelación definitiva de la temporada 2019/2020. Por ello, mientras existen diversas teorías en torno al regreso de la actividad, Eduardo López, infectólogo y asesor del gobierno en la lucha contra el coronavirus, se refirió a cuándo cree que es aconsejable que vuelva el fútbol.

Para López, es clave que la temperatura ronde los 27 grados para que el COVID-19 «no tenga capacidad de transmisión». Por ello, en declaraciones brindadas a Télam, fue contundente: «Creo que ese escenario hasta diciembre no va a estar, por eso diciembre me parece un mes de seguridad. Si el virus no tiene una franca caída no se puede comenzar a planificar nada. Hoy no es viable que haya fútbol, y, por el momento, tampoco entrenamientos como se lo expliqué a Sergio Marchi en una conversación reciente».

El fútbol, comprometido en la lucha contra la pandemia. (Foto: Getty)

«Hay cinco puntos clave que producen agrupamientos importantes de personas. El primero son los vestuarios, donde se juntan entre 20 y 30 personas y en muchas canchas del fútbol argentino son espacios reducidos en los que no podría respetarse el distanciamiento social. El segundo son los baños, con el mismo concepto que el anterior. Tercero están los lugares para dar las charlas ténicas, que suelen ser cerrados y concentran 15 ó 20 personas juntas. Cuarto tenemos los comedores. Y, por último, los micros para el desplazamiento de delegaciones», amplió.

«En el caso del fútbol, el juego en sí no representa un momento de riesgo para el contagio porque el contacto físico entre los jugadores se da por poco tiempo. Distinta es la situación del rugby, donde existen formaciones físicas y se pierde el distanciamiento durante el partido. Además, en Argentina, el rugby es una actividad prácticamente amateur y se agrega otro factor: el tercer tiempo», continuó exteriorizando el reconocido infectólogo en torno a la práctica de la actividad deportiva.

«Sucede que los entrenamientos tienen áreas comunes como vestuarios, comedores. En Europa se está intentando hacer pero no es fácl. El tema de las máscaras, como se está planteando en Inglaterra, no lo veo. Primero hay que analizar muy bien cómo funciona el filtro de silicona mediante fórmulas matemáticas y de computación. Recién ahí se podrá saber si sirve para un entrenamiento o para un partido. Tener cubierta la nariz y la boca con una mascarilla hay que pensarlo bien. Creo que su eventual implementación llevará como mínimo dos meses», finalizó.

Fuentes Bolavip.

Publicidad