Humildad Pura:“Siempre que pinta un picadito en Jujuy, nos prendemos de una”

0
179

Con una sonrisa gigantesca, el Burrito Ortega recordó su infancia en Ledesma en una nota exclusiva con La Página Millonaria: “Es mi lugar en el mundo”, confesó.


Ariel Ortega se sacó el cassette en una extensa charla con La Página Millonaria.


Sonriente y alegre. Si tuviésemos que elegir un par de adjetivos para describir este cierre de año de Ariel Ortega serían esos dos, como para empezar, al menos eso dejó ver en la charla en exclusiva que tuvo con La Página Millonaria. El “Burrito” se zambulló de llenó en un clima distendido, donde recordó a sus viejos y nos contó que irá a visitarlos al cementerio durante estas Fiestas: “Es una época en la que uno se pone más sensible y piensa en las cosas vividas, pero hace bien”, reconoció.

Además, el ídolo de River describió cómo lo reciben en Ledesma, donde la situación económica está muy complicada, donde se sabe la persona más plena del mundo: “Es mi pueblo, mi lugar, mi mayor recuerdo”. ¿Hay tiempo para un poco de fútbol entre tanto calor? “Siempre que pinta un picadito en Jujuy nos prendemos de una”, sentenció, humilde, un ex jugador que decidió aferrarse a las pequeñas cosas para ser feliz.

-¿Qué cosas te hacen feliz ahora?

-Siempre fui yo, nunca me escondí. Cuando sos jugador de fútbol te rompe las pelotas el periodismo, que quiere ver qué hiciste, si saliste. Pero es normal, hoy por hoy trato de disfrutar pequeñas cosas, como ir a la cancha con mis hijos, estar con amigos, jugar al fútbol de vez en cuando o algún viaje.

-¿Qué recuerdos te trae Jujuy?

El mayor recuerdo, Ledesma es mi lugar en el mundo, mi pueblo. Ahora me estoy por ir y ya estoy ansioso, con ganas de pasar tiempo con mis hermanas, seguramente iré al cementerio a ver a mis viejos. En estas épocas de fin de año uno se pone más sensible y recuerda todas las cosas vividas, pero hace bien, es la vida. Trato de disfrutar e ir allá con buena onda, a pesar de que económicamente las cosas no están bien.

-¿Cómo te reciben cuando llegás?, ¡deben acercarse de todos lados!

-Sí, es espectacular, me junto todos los días con mis amigos de toda la vida, algunos son hasta abuelos ya, ¡ja! Te imaginarás el calor, 45 grados y ahí estamos en la canchita de Belgrano, el club donde arranqué a jugar al fútbol. Siempre que pinta un picadito nos prendemos de una. A los hinchas de River quiero agradecerles el cariño, el respeto y el amor de siempre. Agradezcamos a estos jugadores, cuerpo técnico y dirigencia por haber llevado a River a lo más alto, donde tiene que estar. Feliz año para todos, los amo.

Fuente La Pagina Millonaria