Histórico de San Lorenzo con los Romero: «No los aguanto más, en mi época terminaba a las trompadas»

0
1223

El Gallego González quedó muy enojado por la lesión de Herrera y apuntó con todo contra los paraguayos: «¿Qué ganaron? No patearon un córner todavía».

Ángel y Óscar Romero llegaron a mediados de 2019 a San Lorenzo con el cartelito de figuras puesto pero desde su arribo hasta hoy no solo no lo han demostrado en cancha más allá de algunos destellos de su innegable jerarquía sino que han tenido distintas actitudes de «estrellas» que los ponen en el ojo de la tormenta de los hinchas, de sus compañeros y de viejas glorias del club como es el caso de Esteban González, quien no tuvo piedad con los paraguayos luego de la patada que lesionó gravemente al juvenil Andrés Herrera.

«A los Romero no los aguanto más, es una cosa de locos. El avión privado, los familiares, la mamá, el tío, el cocinero. ¿Quiénes son? Porque vos podés ser buen o mal jugador pero tenés compañeros y tenés que aportar cosas para el plantel. Si sos tan figura, tenés que dar el ejemplo. ¿Ejemplo de qué son? ¿Qué quieren hacer con el club? ¿Qué ganaron? No patearon un córner todavía. Los conocen porque van por la calle juntos. ‘Ahí van los mellizos’, dice la gente. Si no no sabés quiénes son. A mí me cansaron», expresó el Gallego muy enojado con lo sucedido en diálogo con El Show de la Oral por Radio Rivadiavia (AM 630).

El ex delantero y autor del histórico gol que le dio el título a San Lorenzo en 1995 después de 21 años de sequía opinó que no cree que la patada haya sido con la intención de lastimar a Herrera pero sí que fue la forma de sacarse la bronca para el paraguayo y debe hacerse responsable: «Puede pasar pero si pegás una patada en una práctica yendo de atrás no tenés excusa, fuiste a pegar la patada porque estabas caliente porque tu tía no pudo viajar desde Paraguay o andá a saber por qué se enojaron estos pibes y lastimaste a un compañero. Que se hagan cargo», dijo entre el enojo y la ironía haciendo referencia a los antecedentes conflictivos de los Romero y poniendo a los dos en la misma bolsa aunque Ángel en esa oportunidad no tuvo nada que ver.

El enojo del Gallego González también incluye a la dirigencia que les dio estas concesiones a los hermanos: «A mí me echaron del club porque fui a una peña y que cobré 14 mil pesos. Ni Silas, ni Gorosito ni el Pampa Biaggio recibieron este trato. ¿Qué les pasa a la gente de San Lorenzo? A estos pibes los va a putear todo el estadio. Se salvan que no hay público, sino estos pibes son los más puteados del país porque no se hace eso». Y dejó una frase que resume su pensamiento y su forma de vivir el fútbol: «Si esto pasaba en mi época, hubiese habido cinco mil trompadas en el vestuario».

Fuente 442

Publicidad