Gribaudo lo fue a felicitar, pero Ameal se la re pudrió y todo terminó en un tenso cara a cara

0
43

El nuevo presidente de Boca no quiso saber nada con el candidato del oficialismo.

Todo está definido. Jorge Amor Ameal fue elegido como el próximo presidente de Boca tras una larga jornada electoral.

Publicidad

Claro, el plato fuerte de su lista es nada menos que Juan Román Riquelme, el ídolo que regresa al patio de su casa.

El exjugador vuelve al club en el rol de vicepresidente segundo, pero con el objetivo de hacerse cargo de todo lo que tenga que ver con lo futbolístico.

Recién en altas horas de la madrugada se confirmó que la tendencia era irreversible, el club tiró un tuit anunciándolo y Christian Gribaudo felicitó públicamente a su competidor.

A los pocos minutos, quiso hacer lo mismo pero en persona, por lo que fue hasta el búnker de Ameal.

De igual manera, allí se encontró con un clima más bastante hostil: el nuevo máximo dirigente del Xeneize se la pudrió de entrada y todo terminó en un tenso cara a cara.

Fuente Ole