«Gracias a Dios no se dio lo de Guerrero a Boca»

0
44

El agente del delantero peruano contó que no se hizo el pase al Xeneize por una diferencia con el dólar pero que estuvo muy cerca. «Menos mal porque hoy sería un problema», aseguró.


Mariano Pernía: ‘Gracias a Dios no se dio lo de Guerrero a Boca’
Mariano Pernía, exfutbolista y actual piloto de automovilismo, es el agente de Paolo Guerrero en la Argentina y habló de las negociaciones para la llegada del peruano a Boca en el último mercado de pases y contó que no se dio por una diferencia con el dólar, pero que estuvo muy cerca de llevarse a cabo. «Tengo una amistad con Paolo. Entrenó conmigo en Argentina en la previa al Mundial de Rusia. Tuvimos la posibilidad de hacer lo de Boca. Estuvimos muy cerca pero no se fio. En otro contexto de dólar se hubiera dado, pero hay 14 valores distintos y el jugador quiere el más alto pero el club el oficial. Del 1 al 10 estuvo en 9 de chances de hacerse», reveló en una entrevista con Te Dejo En Orsai. «Un mes antes de las elecciones había un preacuerdo, pero cambió la presidencia y cambió todo. Hubo intenciones de hacerla, me junté con Román dos o tres veces y le buscamos la forma, pero en este país no se puede. Y gracias a Dios que no se hizo, porque cuando hablábamos el dólar ‘no oficial’ estaba un 10% arriba del oficial, pero ahora está un 100% y sería un problema», añadió.

Además, aseguró que «es el nueve que le falta a Boca y a cualquier club del fútbol argentino. En River también se hubiera cansado de hacer goles o mejorado a Racing e Independiente. Esté donde esté va a andar bien. de hecho, se quedó en Inter de Porto Alegre y metió cinco o seis goles en los primeros partidos».


El Tano jugó varios años en España, con pasos por Recreativo Huelva, Getafe y Atlético Madrid, donde tuvo la posibilidad de enfrentar a Lionel Messi. «Si me preguntás sobre seres humanos, no puede entrar Messi. Es el mejor del mundo y de la historia. No sólo por las condiciones que tiene, sino porque lo sostuvo 15 años. Eso es imposible, porque te puedo asegurar que la presión que tiene Messi no es la misma que tenía yo. Él no puede jugar bien, tiene que ser el mejor, y si es el mejor y el equipo no gana, igual no sirve. Eso le juega en contra en la Selección Argentina. No me gustaría estar en sus botines a la hora de salir a la cancha con la camiseta de la Selección», concluyó.

Fuente TyC Sports

Publicidad