¡Fuerza Loco Banderita! Lo internaron en grave estado por Covid 19

0
128

Cacho Laudonio, el icónico hincha de Boca que desde hace años anuncia la salida del equipo, se encuentra internado en delicado estado de salud.

«Ahí se viene Boca, está el Loco Banderita arengando». Vestido con un traje azul y oro, un gorro del mismo color y una bandera repleta de fotos con ídolos de la institución, Oscar «Cacho» Laudonio es el que le indica a los hinchas, flameando su gran estandarte, que canten con toda la fuerza porque el equipo está por salir a la cancha. Así como la Raulito fue un icono de los bosteros durante mucho tiempo, él también es un reconocido personaje dentro del Mundo Boca. Lamentablemente, hoy en día le toca vivir un momento complicado: está internado de gravedad por coronavirus. A no aflojar…

Publicidad

.
«Fuerza Cacho», «Vamos Loco, a salir de esta», le escribieron los hinchas bosteros en Twitter al conocerse la noticia de que Cacho está internado con un cuadro de neumonía que fue agravado por el coronavirus.

Es que este amor entre los hinchas y Laudonio se debe a que él está ligado al club hace 46 años y es un ícono entre los xeneizes. Cacho arrancó a trabajar en Boca en 1985 controlando las entradas, en 1991 pasó a ser utilero y, finalmente, en 1994 se empezó a convertir en el Loco Banderita. Parado en la boca del túnel donde salen los jugadores, el hombre de 84 años arranca a agitar su bandera cuando ve que el equipo se viene para la cancha, lo que le sirve de indicador a los hinchas. Es por eso que es reconocido y querido por los mismos.

Cacho lleva 55 años de casado, tiene tres hijos y es hermano Abel Laudonio, un reconocido boxeador que fue medallista olímpico en Roma 1960 consiguiendo la presea de bronce. Antes de entrar al Mundo Boca, los dos compartían la pasión por el boxeo: ganó algunos torneos, peleó en el Luna Park y hasta viajó a Europa para demostrar lo que sabía arriba del ring.

Pero sus días en el cuadrilátero terminaron y a su pasión por el boxeo se le sumó su amor por Boca, el que para él es su lugar en el mundo. «Son 40 años que llevo acá y soy el hombre más feliz de la tierra por estar en Boca y ser querido por todos», contó hace unos años. ¡Fuerza, Cacho!

Fuente Ole

Publicidad