Fillol: “La Selección Argentina tendría que ser River Plate, con Lionel Messi”

0
783
Distinción a los campeones mundiales del 78 antes del partido de River vs Argentinos Jrs Foto Juano Tesone

entrañas del estadio Monumental están atravesadas por emociones. Testigo de mil historias, el futuro también late adentro del coloso de cemento. No tienen más de diez años esos chicos del Instituto River Plate que corren por el anillo. Uno le extiende la mano a la leyenda. Fillol le devuelve el cómplice saludo, pero también le reclama su atención. ‘Venga, venga. ¿y de dónde nos conocemos nosotros?’, lo interroga. ‘Mi papá me habla siempre de vos…, y yo te googleo’, responde con la misma vivacidad que transmiten sus ojos. Una síntesis perfecta de estos tiempos. La leyenda, sonríe.

Ubaldo Fillol ya le ganó al almanaque. Su carrera no se reduce a una época. Debutó en 1969, se retiró en 1990 y hoy conduce el departamento amateur de arqueros del club millonario. ‘¿Atajarías en el fútbol actual?’, escucha. «Hoy sería mucho mejor arquero. Creo que los Amadeo, los Gatti, los Rogelio Domínguez, los Fillol, atajaríamos un poquito mejor…», analiza. No hay soberbia, al contrario, sino el lamento de un perfeccionista. «¿Por qué? Porque hoy, el arquero a los 5 años ya empieza a aprender cosas. Lo nuestro fue potrero puro, puro potrero, y llevamos ese potrero a la primera división y a la selección. Si desde los 5 años hubiésemos ido aprendiendo cositas, como sucede hoy, creo que hubiéramos atajado un poquito mejor. Pero ojo que ya atajamos un montón…», advierte. Como si hiciera falta.

Para el que no lo vio, es sencillo… googlearlo. Cuando atajaba Fillol, por otros rincones del planeta también lo hacían el italiano Dino Zoff, el alemán Sepp Maier, el brasileño Emerson Leao, el inglés Peter Shilton, el ruso Rinat Dasaev, el irlandés Pat Jennings, el alemán Harald Schumacher… ¿Podio, ranking, el mejor de todos? «… Me consolidé a partir de la Copa del 78, cuando me eligieron el mejor del mundo y del Mundial. Es muy antipático, hasta engorroso hablar de uno., pero yo ya tengo 70 pirulos, y si me guio por las encuestas debo decir que sí, que fui el mejor arquero de los últimos 50 años. Porque lo vota la mayoría, porque lo dice la gente… Desde que dejé de jugar en 1990, y hasta esta parte, en todas las encuestas a nivel local, sudamericano, aparezco primero. Entonces sí, sí, creo que sí. Tuve una carrera muy exitosa, y con el plus de los mundiales», repasa el Pato Fillol.

Atajó acá y allá. En Monte y en el Maracaná; en Quilmes y en el viejo Vicente Calderón. Jugó los River-Boca, los Racing-Independiente, los Flamengo-Fluminense, los Atlético de Madrid-Real Madrid… «Y en esa maratón de clásicos que nombrás, aparecen los Labruna, los Menotti, los Zagallo, aparece Luis Aragonés…, una cantidad de nombres…, también aparece el ‘Coco’ Basile. A mí, los clásicos que más me gustaba jugar era cuando íbamos con River a la cancha de Boca. Me encantaban esos clásicos, eran los más bravos y no me los quería perder. No hay como los River-Boca para un futbolista. Ahora, también fueron inolvidables los Fla-Flu, con 200 mil personas en el antiguo Maracaná. Nunca me había imaginado algo así y lo descubrí estando ahí. Estando en Río… como lo puedo calificar…, fue un honor ser protagonista del Fla-Flu. Ahora, para jugarlos, y más de visitantes, dame los River-Boca. Siempre».

-Este año se cumplieron 50 años de su debut en Primera. ¿Qué le pasó al fútbol en medio siglo?

-Se comercializó, algo que uno veía venir. Mueve muchas cosas el fútbol, y está bien que cada uno saque su beneficio. Se metió la televisión y se convirtió en una industria. Futbolísticamente creció físicamente y la parte individual sigue intacta. Claro que antes los distintos podían sobresalir porque tenían más espacios y tiempo, entonces los hinchas los disfrutaban. Hoy no. Hoy solamente los distintos que juegan muy bien en velocidad son los que hacen delirar al público. Eso sí, los buenos jugadores juegan en cualquier época, adaptándose a su tiempo. Cruyff, Di Stéfano, Kempes… cualquiera de ellos jugaría hoy. Pero no sé si de ahora en más habrá jugadores de la jerarquía de los Kempes, los Maradona, los Messi, los Cruyff, los Pelé o los Di Stéfano…

-¿Por qué?

-Porque son irrepetibles, esos son irrepetibles. A Modric, porque anduvo bien con Croacia, lo eligieron el mejor jugador del mundo. Y yo dije que no, que no lo era. Caemos en esa confusión, y fue una falta de respeto para Messi, para Cristiano Ronaldo… Estoy convencido de que son irrepetibles los que nombraba antes, no vamos a volver a ver a jugadores así. Fueron muy grandes, y de esa dimensión ya no habrá.

-Está en contacto con los chicos todos los días. ¿Cómo los ve? ¿No puede estar esperando por ahí otro Maradona, otro Messi…?

-Noto que la ilusión y el sueño en ellos están vivos…, pero menos pibes se vuelcan a jugar al fútbol. En las divisiones inferiores seguís encontrando calidad, pero falta cantidad.

-Menotti refundó la selección en los ’70, la jerarquizó. ¿No le sorprendió que respaldara la continuidad de Scaloni, que apenas comienza ?

-¿Sabés qué valoro mucho? Que ‘Chiqui’ Tapia tomó la decisión y dijo ‘yo me juego por esto’. A mí me gustan esa clase de tipos que toman una decisión, que puede ser errónea o no, y la sostienen. Tapia tuvo un gesto patriótico: nos abrió las puertas a los campeones del ’78 y del ’86, nos puso una oficina en el predio de la AFA, nos dio obra social… Hizo en un año lo que no hizo Grondona en 40. Pero vuelvo a Scaloni… Por supuesto que hay un consenso general de que el técnico debería ser Gallardo. Hasta si te parás a la salida de un colegio, cualquier chico te dice que Gallardo debe dirigir a la selección. Porque a cualquiera de nosotros nos gustaría ver jugar a la selección como juega River. Yo aprendí una cosa en la selección: tienen que estar los mejores. Si me preguntás a mí, hoy la selección tendría que ser River, con Messi. Hoy, hoy, y tomalo solo como un gusto de Fillol. El fútbol son momentos. La mejor selección que integré fue la del Mundial de España ’82, pero su mejor momento fue en el 81, un años antes, entonces, basándome en eso digo que hoy River es el mejor.

Fuente La Nacion

Publicidad