Fabbiani:»El 99% de los hinchas de Boca no quiere jugar nunca más contra River”

0
188

El Ogro muestra su alma gallina y dice: “Con Gallardo los tenemos de hijos”. Habla de la cuarentena, del mejor DT del Millonario y elige al brasileño Ronaldo como el más grande de todos los tiempos. Imperdible.

El Ogro con la máscara.

-Por ahora un poco aburrido porque son muchas horas del día en que no se hace nada, pero gracias a Dios dentro de todo no la estamos pasando mal. Hay gente que la está pasando muy mal de verdad.

-¿Con quién estás?

-Con mi nene Santino, que tiene cinco años, y con mi mujer Gimena, y mi hija está con la madre. Así que jugamos con el nene, porque a veces el fútbol te saca mucho tiempo. Con lo que está pasando vivimos más unidos y aprendiendo cosas del nene.

-¿Te estás cuidando? ¿Cómo llevás el tema físico?

-Normal. Vivo en un departamento y lo único que puedo hacer es bicicleta y coordinación, porque otra cosa no da. Encima hacer tanto bici te patea en contra porque al jugador de fútbol le acorta los músculos y eso no es bueno para el futuro. Espero que esto pase pronto para volver a entrenarme con normalidad.

-¿Qué pensás de lo que está pasando? ¿Tenés miedo?

-Miedo no tenemos porque estamos haciéndole caso a todo lo que dicen. Salgo una vez por semana al supermercado y después convivimos todo el tiempo adentro de casa. Sólo salgo a comprar para no correr riesgo.

-¿Averiguaste si sos factor de riesgo en base a la enfermedad que tuviste?

-No. Eso ya lo superé hace como cinco años. Lo único que hago ahora es disfrutar de la familia, del nene. Cuando uno juega vive a un ritmo que se pierde mucho tiempo de los seres queridos.

-¿Estás en contacto con los compañeros del plantel de Deportivo Merlo?

-El profe nos manda un archivo con los entrenamientos y hacemos eso. Pero no es lo mismo. Entrenar en un departamento se hace difícil. Imaginate que se les complica a los de Europa, que tienen mucho espacio…

-¿Qué tendría que pasar con el torneo de la Primera C?

-Lo primordial ahora es que termine esto, no hablar del torneo. Y que la gente le haga caso al Gobierno Nacional, porque este virus te mata en serio. Así que cada uno está jugando con su vida. Yo desde el balcón veo mucha gente por la calle.

-¿Estás mirando fútbol?

-Ya estoy recibido de técnico y hago todos los días videollamadas con mi cuerpo técnico para ir preparando lo que se viene. En diciembre estuve por agarrar Los Andes, pero al final no se dio. Tengo un cuerpo técnico muy capacitado.

-¿Con quién vas a trabajar?

-Con el profe Figueroa, que estuvo en las selecciones de Ecuador y Bolivia; Emmanuel Francés, que es compañero mío; Sergio Cabello, un chico que jugó en San Lorenzo y Banfield; y el entrenador de arquero es César Gaczynsky. Y se va a sumar Emanuel Culio, quien jugó conmigo en el Cluj de Rumania. Después de tantos años como jugador ya estoy preparado, acá no hay inventos. Esperemos que nos den la oportunidad de trabajar cuanto antes.

-¿Si te sale algo te retirás?

-Tengo 36 años y lo estoy analizando. Pero con todo este parate el fútbol se extraña un montón. Y el físico me responde, porque se me fueron todos los dolores que me hacían pensar en retirarme en junio. Cuando me operaron del cáncer cerca del gemelo, me tocaron un músculo que me hacía doler el sóleo. Capaz que estaba entrando en calor y me perdía el partido porque no podía pisar por el dolor. Eso en estos días se me fue por completo, así que vamos a ver qué pasa. Estoy analizando.

-¿Qué le pasó a River en la definición con Boca?

-Piensan que Boca le sacó el campeonato a River, pero si River salía campeón, le sacaba el campeonato a Boca. No hay que olvidarse de que el año pasado Boca siempre fue arriba de River, así que es al revés de lo que todos dicen. Aparte a Gallardo y a los jugadores no se les puede reclamar nada, porque dejaron al club bien parado. Hoy River es uno de los mejores del continente.

-¿Éste es el mejor River de la historia?

-Lo que pasa que es el River que tiene de hijo a Boca, lo dejó muchas veces afuera de torneos. Y eso para mí tiene un peso enorme. Porque aparte salió campeón de la Libertadores en Madrid justo contra Boca. No me animo a decir que es el mejor de la historia ya que sería faltarles el respeto a los anteriores, porque el club siempre tuvo grandes jugadores y grandes entrenadores.

-Pero sí decís que este River es el papá de Boca…

-El 99% de los hinchas de Boca no quiere jugar más contra River. No nos pueden cargar con nada. Nosotros los cargamos porque siempre los eliminados, pero ellos nos cargan con algo de otros equipos. Hay que disfrutar del momento de River.

-¿Y pudiste ver por televisión la definición del torneo?

-Sí, la vi en la casa de mi mamá. Ella es de Boca y la miró en el comedor. Yo estaba en la habitación de mi vieja, mi hermana más chica, que es de River, en su habitación y la otra, que es de Boca, en su pieza. Imaginate lo que fue ese día. Cada vez que pasaba algo salíamos todos para gritarnos las cosas en la cara. Lindo quilombo.

-¿Y Gallardo sí es el mejor de la historia?

-El Muñeco y Ramón Díaz son tipos que ganaron mucho. Pero si hablamos de logros yo incluyo al Bambino Veira, que salió campeón del mundo. Le dio una de las copas importantes en la historia. La Intercontinental pesa mucho.

-¿Qué análisis hacés de tu paso por River como jugador?

-Me tocó el peor River de la historia a nivel político. Yo sabía porque mi representante me había dicho “mirá que vas al infierno”. Pero a mí no me importaba quemarme. Como hincha de River quería cumplir mi sueño y nadie me quita lo bailado. No desentoné y la gente me lo hizo saber. Pero fue un año muy político y se me pegó mucho. Hoy apoyo la cabeza en la almohada y sé que hice todo por River.

-¿En qué club fuiste más feliz?

-En todos, hasta en el club de casa, que se llama Sociedad de Fomento Querandí. Mientras haya una pelota y pueda jugar, listo. Por mi manera de ser todo me chupa un huevo y trato de buscar mi felicidad. Y tengo una ventaja: en todos los clubes fui muy querido y al día de hoy la gente de River, donde las cosas no se dieron, me quiere.

-¿Por tu manera de ser te bancás que te digan gordo o que cuestionen tu estado físico permanentemente?

-Hay que ver quién me lo dice. Es un periodista (NdR: no da nombre) que está sentado y nunca logró nada, que sólo critica a los jugadores. Imaginate si me voy a preocupar porque un gordo inservible me diga algo atrás de una computadora. Yo disfruto. ¿Sabés a cuántos les gustaría estar en mi lugar? Hace 20 años que juego en Primera División y nadie me regaló nada. Pasa que la gente tiene un nivel de agresividad en este país que no he visto en ningún otro.

-¿Y en qué club jugaste mejor?

-No me vas a creer: en Merlo, en la Primera C, ando bárbaro. Me siento muy cómodo, mejor que nunca. Pasa que es un categoría que no se ve mucho, pero yo estoy mejor para pensar, para tomar decisiones que antes no tomaba. Se me hace mucho más fácil jugar ahora que tengo más experiencia.

-¿Maradona o Messi?

-Nazário.

-¿Cómo? ¿Ninguno de los dos?

-No, a mí dame al Gordo Ronaldo, es mi ídolo. No entro en ninguna otra discusión. No vi algo igual como Nazário, el mejor de todos los tiempos. Después vienen Maradona y Messi.

-¿Y lo copiabas?

-No, cuando me pelaba nada más, cero chance. Era completo: goles de cabeza, de zurda, de tiro libre, de penal. Aparte tenía un arranque que era anormal. Fue el mejor de la historia. Y desde que tengo uso de razón lo sigo. Nunca vi otro jugador como él.

-¿Y qué opinás de la Selección? ¿Y de Scaloni como entrenador?

-Mirá, creo que no hay técnicos malos y buenos. Hay jugadores buenos y malos. Si tenés de los primeros, serás un DT bueno. Te califica el plantel. Si no, Guardiola estaría dirigiendo a cualquier equipo malo y le iría bien. Cuando dirigió en México con jugadores malos no le fue tan bien. Si tenés jugadores buenos, vas a lograr algo.

-¿Hoy los mejores futbolistas del país los tiene River?

-No sé si todos. Nico Giménez y Brunetta juegan a otra cosa. River, Boca, Racing y Lanús tienen jugadores de un buen nivel.

Fuente OLe

Publicidad