Está furioso con Zidane: «Soy una súperestrella y quiero jugar más»

0
144

En el Real Madrid son (casi) todas sonrisas tras la goleada de local ante el Valencia. El buen juego del segundo tiempo, la amistad entre Benzema y Hazard y el regreso con gol de Asensio son todos buenos síntomas. Sólo hay uno que no encaja: Gareth Bale.

El galés quedó afuera del once titular y no jugó ni siquiera de suplente. Nada. A esto hay que sumarle que cuando lo hace parece que tiene mala gana ya que no aporta nada, como un jugador al que ya le llegó la hora.

El extremo no tiene ninguna relación con Zidane, aunque este se cansa de decir que «está todo bien entre ellos». Y ahora con la alta competitividad que hay en el plantel, las cosas para el exjugador del Tottenham son cada vez más complicadas en el equipo Merengue.

«Gareth Bale piensa que es una superestrella del fútbol y que se merece jugar. Su entorno le come la cabeza» dijo el periodista Antón Meana, de la Cadena SER de España, en el programa «El Larguero». Otros difieren de eso: «Está en el estatus que se merece: ni ser titular ni exigir serlo». Su salida se rumoreó hasta el cansancio, primero en julio del 2019 y luego en enero de este 2020. No se dio en ninguna chance. Su juego, no obstante, luce como aquel jugador que ya dijo adiós. Habrá que ver.

Fuente Bitbol

Publicidad